Tenerife
Arquitectos



Tenerife: Arquitectos:
Arquitecto Marrero Regalado (1897-1956):
Hasta 1932 permaneció en la Península. Participó en edificaciones tan importantes como las del Cine Callao, en la Gran Vía, Compañía Arrendataria de Tabacos, en la calle Sevilla, y Estación de Bilbao. Trasladó su residencia a Tenerife en 1933. Sus realizaciones en Tenerife fueron numerosas y brillantes, entre otras: Cabildo Insular, Círculo Mercantil (hoy Cámara de Comercio), Comandancia de Marina y Vivienda de Manuel Cruz (en la Rambla), Cine Víctor, Teatro-Cine Baudet, Cine Rex, Basílica de la Candelaria, Comandancia de Marina, Monumento a García Sanabria, Hogar Infantil de la Sagrada Familia, Mercado de Nuestra Señora de Africa y Colegio de Médicos. Suyo es el singular edificio del frontón "Las Palmas", en las inmediaciones del Parque de San Telmo. Se trata de una edificación de fachadas regionalistas y barrocas, que tiene la particularidad de poseer un refugio antiaéreo.

Cámara de Comercio Capitanía Círculo de la Amistad Hotel Mencey

Manuel Oraá y Arocha (1822-1889):
Coronel de Ingenieros y arquitecto. Nació en Burgos y falleció en Santa Cruz de Tenerife. Su impronta arquitectónica está presente en importantes obras realizadas en Canarias, como los edificios del Teatro Guimerá, Mercado Antiguo (en la Plaza de Santo Domingo), Hospital de los Desamparados, Maestranza de Artillería (construida para mesón), Instituto de 2ª Enseñanza, Conservatorio de Música (Parlamento de Canarias), Cárcel Provincial, y muchísimos edificios más, en Santa Cruz de Tenerife; y Hospital Civil, Ayuntamiento y Mercado, en Gran Canaria. Su nombre va unido al de la Plaza del Príncipe, porque el primer proyecto fue suyo. Contrajo matrimonio con Cándida Cólogan y Heredia y vivió en las calles del Agua (La Laguna) y La Marina y la caleta, en Santa Cruz. En 1853 fue nombrado arquitecto de la provincia de Canarias, el primero que ostentó el cargo. En 1860 fue el autor del proyecto de la reforma de la Plaza de la Candelaria y su entorno. Como resultado la plaza quedó aislada y el monumento de la Candelaria disminuido en altura. Desde entonces se han sucedido las reformas y sus consiguientes gastos. También fue arquitecto del distrito de Madrid. Militar carlista, participó en la tercera guerra dinástica. En 1877, después de vivir exiliado en Francia, regresó a Tenerife y continuó como arquitecto provincial. Hombre muy celoso de sus competencias, exigía siempre su presencia en la dirección de un proyecto. Su visto bueno era indispensable para ejecutar una obra. Fue un personaje importante en el urbanismo canario.

Mercado Museo Historia Natural Plaza de Toros Recova vieja

Antonio Pintor y Ocete (1862-1946):
Antonio Pintor, designado arquitecto municipal en 1888 es posiblemente el arquitecto con más realizaciones en Santa Cruz. Nació en Motril en el seno de una familia numerosísima. Su primer trabajo en la capital tinerfeña fue el proyecto de una de las tantas reformas sufridas por la Plaza de la Candelaria. Contrajo matrimonio con Mariana González Hidalgo, con quien tuvo siete hijos, uno de ellos fue Miguel Pintor González, al que tanto debe Santa Cruz. La obra de Pintor Ocete llena una etapa crucial del desarrollo de la ciudad. Bajo su dirección se crearon los barrios Duggi, Los Hoteles y Salamanca, además de terminarse de configurar el Toscal y se pasaba del adoquinado al asfaltado. Con Pintor estrenó Santa Cruz edificios tan singulares como el actual ayuntamiento, la casa Elder (el edificio de mejores fachadas de Santa Cruz), el Instituto de Higiene, el Observatorio Meteorológico, Las Casas Amarillas de la calle Méndez Núñez y la Plaza de Toros. A estos habría que añadir decenas y decenas más, algunos muy singulares, como los del Manicomio, Las Tres Muñecas, Fábrica Victoria (en General Mola/Islas Canarias), Imprenta Benítez (en Villalba Hervás), Casa Ledesma (en General Antequera-Pi y Margall), Parque Recreativo, Asilo Victoria, Hospital de Niños (en Carmen Monteverde) y el Edificio de la Benéfica (en la calle Ruiz de Padrón). Uno de sus íntimos colaboradores fue el maestro de obras, constructor o alarife, maestro de mampostería y de carpintería José Ruiz, en cuyas instalaciones de carpintería, en la calle Benavides, se tallaron las puertas de la Casa Elder. Quienes conocieron a Pintor aseguraban que era un hombre muy desprendido, que jamás se aprovechó de su cargo y que en más de una ocasión, cuando se trataba de obras benéficas, dejaba de percibir sus emolumentos. Fue profesor de la Escuela Náutica y gustó de viajar al extranjero para conocer la arquitectura que se hacía en Europa. Dirigió la oficina técnica del ayuntamiento durante 42 años. Santa Cruz está impregnado, afortunadamente aún, por el inmenso quehacer de Antonio Pintor.

El edificio del ayuntamiento, realizado a principios del siglo XX en lenguaje ecléctico, tiene un salón de actos muy especial. Debería formar parte del recorrido turístico de la ciudad por su belleza y especial encanto. En 1904 se abrió el concurso público para su decoración. Se recibieron varias propuestas, dos de artistas locales, otra de la Asociación de Artistas Decoradores de Madrid y otra de un escultor parisino. El adjudicatario fue el artista e industrial local Francisco Granados Calderón, cuya oferta fue la más económica, 12.000 pesetas. Las obras del techo finalizaron en agosto de 1905. El lienzo que lo decora había sido encargado al excelente pintor palmero Manuel González Méndez en 1902, que lo dejó colocado en noviembre de 1905. Su motivo y título, La verdad venciendo al error, respondieron al hecho de que, en ese tiempo, se pensó dedicar el edificio a Palacio de Justicia. Las cristaleras y las dos grandes arañas, que lucen magníficas, se encargaron a la firma Schuback, de Hamburgo. Destacan las tres vidrieras que cierran el testero, encargadas a la casa Amigó de Barcelona.

Mariano Estanga (1867-1937):
Notables edificios de Santa Cruz son obra suya, especialmente en el Barrio de los Hoteles. Nació en Valladolid y a principios del siglo XX estaba en Tenerife con su carrera recién terminada. Y en 1910 echó definitivamente raíces en la isla, al contraer matrimonio con Angela Cólogan Franchi. Es autor del proyecto del Hotel Quisisana, inaugurado a finales de 1904. Su silueta era la de un castillo inglés, siguiendo los deseos del promotor Enrique Wolfson. Otro de sus emblemáticos edificios es el del Círculo de Amistad XII de Enero, de construcción prolongada en el tiempo por dificultades económicas y cuestionamiento de los cimientos por parte del arquitecto municipal Pintor. Otros de sus edificios fueron el desaparecido Hotel Battemberg y la sede de la Cruz Roja en la calle San Lucas. También dejó obras en La Laguna, La Orotava y Las Palmas.

Eladio Laredo:
Autor del edificio del Museo Municipal. El edificio es clasicista y fue construido a comienzos de 1929. Cuenta con catorce salas que albergan obras datadas desde el siglo XVI hasta el siglo XX. El exterior está decorado con 10 bustos de tinerfeños ilustres, entre los que destacan Teobaldo Power (músico y compositor), Ángel Guimerá (poeta y dramaturgo), Juan de Iriarte (gramático y literario), Antonio de Viana (poeta), Villalba Hervás (historiador), Bethencourt y Molina (ingeniero) y Valentín Sanz (pintor).


[ Inicio | Canarias | Varios | Glosario | Glosario 3 | Pintores | Puerto-Ciudad | Fachada mar | Castillos ]