Costas
Norte de Francia



Costas: Francia: Norte
El poeta y literato francés Paul Valéry nació en Sète, una localidad situada en el sur de Francia. Según decía tuvo la suerte de nacer en uno de los lugares en los que le habría gustado venir al mundo. «mis primeras impresiones provinieron del mar y de las actividades propias del puerto». Los bancos pesqueros situados más cerca de las costas francesas son el Gran Sol, Pequeño Sol, Banco de la Chapelle y Rochebonne al oeste, y el Sandettie en el extremo este del canal de la Mancha. Los principales puertos pesqueros son Douarnenez, Concarneau, Lorient, Les Sables d'Olonne, La Rochela, Burdeos, Arcachon y San Juan de Luz en la costa oeste. En el norte están Cherburgo, Le Havre, Rouen, Fécamp y Boulogne. Las cuatro islas principales del litoral atlántico francés son Guernsey, Jersey, Belle-ile-en-Mer, Ile d'Oléron e Ile de Ré. Junto a la costa mediterránea hay algunas islas minúsculas como Ratonneau, Maire, Riou, Emblez y Porquerolles.

La plataforma continental en la parte noroeste de Europa conserva el trazado de profundas glaciaciones y considerables depósitos morrénicos. Mientras el mar de Irlanda quedó profundamente marcado por la gran acumulación de hielo, el canal de la Mancha sufrió sobre todo los efectos del derrame de las aguas de fusión del frente del islandis.

Bahía d'Audierne:
Situada en la Bretaña, pueden apreciarse desigualdades extremas debido a que las diferencias litológicas son muy acusadas. En la bahía se forman lagunas y marismas separadas del mar por dunas móviles. Sus playas están en regresión. Los búnqueres de la II Guerra Mundial desaparecen bajo la arena y quedan inundados durante la pleamar. Los temporales invernales modifican las costas arenosas. Las olas que generalmente rompen oblicuamente desplazan grandes cantidades de materiales.

Finistère:
Recortada en su extremo por cabos (punta de Raz, península de Crozon, punta de Saint-Mathieu) y golfos (bahía de Douarnenez, ría de Brest), las costas de Finistère presentan numerosas playas, acantilados, dunas, estuarios, arrecifes e islas. Entre sus cabos se encuentran las puntas de Locquirec, de Primel, Rocher Sainte-Anne, de Bloscon, de Corsen, St-Mathieu, de Raz y de Penmarch, el cabo Coz, las puntas de Cabellou, de Trévignon, de Kermorvan, de Kerdéniel, de Bindy, de los Españoles y de Penhir y el cabo de la Chèvre. Entre sus penínsulas están las de Sainte-Marguerite, de Saint-Laurent, de Porspaul, de Crozon (de más de 30 km de longitud). Entres sus bahías se encuentran las de Lannion (compartida con Côtes-d'Armor), Morlaix, Kernic, Grève de Goulven, des Anges, la rada de Brest, la bahía de Douarnenez, Anse du Pouldon, la bahía de Kérogan, Anses de Toulven, y las bahías de Bénodet y de Poulden. Algunos de sus estuarios son Aber Wrac'h, Aber Benoît, desembocadura de la rivière de Morlaix, de Dourduff, de Peuzé y de Aber Ildut. Bretaña posee 1.800 kilómetros de costa. Seis faros ayudan a la navegación en los alrededores de puerto de Saint-Guénolé en Penmarch. La tierra firme está protegida por diques del embate de poderosas olas. Es uno de los lugares de entrada principales de Francia en capturas de pesca. El inquieto viajero Jack Kerouac escribió en 1966 Satori en París, un frustrado viaje iniciático a los orígenes de su familia bretona.

Los efectos de las mareas se aprecian de forma muy evidente en los alrededores de Mont-Saint-Michel. En el litoral normando, durante las grandes mareas vivas equinocciales de otoño y primavera, el retroceso del mar deja al descubierto grandes extensiones de terreno. En el punto culminante de Ouessant se construyó el faro de Stiff (1700) para ayudar a la navegación cercana al importante puerto de Brest. Brest tiene una inmensa rada cerrada por una estrecha bocana. Es un lugar en el que con frecuencia aparecen barcos encallados. El accidente (1978) del petrolero Amoco Cadiz causó un vertido de grandes proporciones. La isla de Ouessant dista 10 kilómetros de la punta de Finistère. Cuando hace mal tiempo para navegar es necesaria la ayuda de seis faros.

Las masas de aire que se desplazan desde el frío Mar del Norte hacia los países europeos adyacentes son seguidas con la máxima atención y registradas con precisión. Pueden formar nubes que provoquen lluvias tierra adentro al día siguiente o bien que se disipen al calor del sol. El resultado depende de una diferencia de temperatura de sólo unas décimas de grado. Formaciones muy similares en apariencia pueden provocar un día frío y nublado o uno caluroso y soleado.

Las islas Británicas quedaron separadas del continente por el paso de Calais en épocas muy recientes, a comienzos del Neolítico. El impresionante acantilado de creta de la isla de Wight tiene larga tradición como testigo de la navegación que se enfrenta a las corrientes de Solent y Spithead. La costa de la isla de Córcega presenta abruptos acantilados, calas de piedra dentada y aguas traslúcidas que acogen una importante cantidad de peces de roca.

● [Granville], playa tumultuosa de gran oleaje y mucho viento donde termina la Normandía y comienza la Bretaña. La belleza lujuriosa y agradable, a veces vulgar, de la linda campiña normanda, desaparece, y por Granville, por el peligroso Saint-Michel-en-Grève, se pasa de un mundo a otro. Granville es de raza normanda, pero bretón en su fisonomía. Opone fieramente su roca al asalto terrorífico de las olas, que traen unas veces del Norte los discordantes furores de las corrientes de la Mancha, y otras vienen del Oeste engrosándose en su vertiginosa carrera de mil leguas, azotando con toda la fuerza acumulada del Atlántico. (Jules Michelet)


Ocupación normanda (s.X):
Los daneses bajaron de forma natural hacia el sur y se establecieron en la provincia que lleva su nombre, Normandía, el país de los hombres del norte, el cual les fue concedido en 911 por un rey carolingio, mediante el tratado de Saint-Clair-sur-Epte. Por este motivo, toda la toponimia de Normandía es danesa, ya sea de un modo evidente —como el cabo de Hague (y Copenhague)—, ya sea de una manera más camuflada: la palabra floor latinizada quedó como «fleur», y así Honfloor se convirtió en Honfleur; beck quedó como bec, y de ahí Caudebec. Años más tarde, una vez cristianizados y con Guillermo el Conquistador, los daneses ocuparon en 1066 Inglaterra, que estaba en manos de sus primos los anglosajones. La tapicería de Bayeux, un enorme bordado de aquella época, narra este episodio; allí se ve a los drakars a punto de partir. Combina un elementos religiosos y profanos para detallar la victoria militar en la batalla de Hastings estableciendo paralelismos con hechos bíblicos. Las descripciones del tapiz están hechas en latín. Según la tradición habría sido confeccionado por la reina Matilda, esposa de Guillermo el Conquistador, y sus sirvientas. Más aceptado históricamente es que fue realizado por mandato de Odo, arzobispo de Bayeux y hermanastro de Guillermo, para servir de ornamento a la catedral de Bayeux el día de su consagración (1077). La guerra de los Cien Años (1339-1453) produjo una vecindad tradicionalmente conflictiva entre los habitantes de ambas costas del Canal. Los asaltos a las localidades costeras se volvieron endémicos durante mucho tiempo perjudicando seriamente a la navegación comercial y a la pesca.


Los burgueses de Calais:
La historia es la de una situación extrema, con muchos paralelismos con los dramáticos desmantelamientos de refugiados que acampaban en las afueras de Calais en espera de poder alcanzar Inglaterra. La historia de esos gentilhombres se remonta a 1347, cuando los ingleses sitiaron la ciudad al comienzo de la guerra de los Cien Años y decidieron que todos sus habitantes murieran de hambre. La suerte de la batalla se inclinaba a favor de los ingleses. El rey inglés ofreció un pacto que consistía en que los habitantes se salvarían si seis hombres distinguidos de la ciudad se rendían ante él, descalzos, con las llaves de la ciudad y el castillo, vestidos con camisón y con una soga envolviendo sus cuellos, a punto de ser ahorcados. Los más notables se prestaron a ser sacrificados si se levantaba el cerco de la ciudad. Las seis figuras demacradas y derrotadas se entregaban a los ingleses para salvar a la población que había resistido once meses de asedio. Destrozados y afligidos, los burgomaestres de Calais mantuvieron intacta su dignidad y pasarán a la posteridad como héroes de un asedio desproporcionado. La presión de la mujer de Eduardo III, el rey inglés, evitó la ejecución de los seis burgueses. Calais siguió siendo inglesa durante más de dos siglos, pero los seis gentilhombres han pasado a ser uno de los ejemplos universales contra la supresión de las libertades del individuo por parte del absolutismo político o la indiferencia de los poderosos de cada época. (Lluis Foix, 2016)

Viajes en ferry (s.XX):
Durante la segunda mitad del siglo XX para cruzar el Canal de la Mancha salían ferries desde Southampton, Portsmouth, Newhaven, Folkestone, Harwich y desde otros puntos del norte. La ruta principal cruzaba la parte más estrecha entre Dover y Calais o Boulogne. Durante la posguerra la SNCF empleaba el vapor anterior a la guerra SS Dinard, obligado a la tediosa tarea de cargar los coches con grúa. El Lord Warden (1951) podía cargar 1.000 pasajeros y 120 coches. Los pasajeros tenían como puntos de referencia en el horizonte el cabo Gris Nez y Boulogne en una costa francesa más soleada que la neblinosa Dover. En las localidades francesas de la costa los viajeros británicos tradicionalmente compran determinados productos que no se distribuyen en su país. Durante unos años se reprodujeron establecimientos especiales con letreros en inglés que explotaban la diferencias de impuestos en productos como tabaco y alcohol. Tras el referéndum del Brexit (2016) Cameron manifestó su intención de mantener con Francia los acuerdos de Calais, que permiten mantener que el control de la frontera británica se base en el puerto francés.


[ Inicio | Indice Mar | Algas | Mareas | Corrientes | Olas | Vientos | Faros | R.Ballard | Coral | Arena | Playas ]