Segunda Guerra Mundial
El III Reich



III Reich: Llegada al poder y rearme:
La agitada posguerra:
La situación interna de Alemania era muy inestable en los últimos momentos de la Primera Guerra Mundial. El 4 de noviembre de 1918 estalla una revolución que se extiende por todo el territorio. La flota se amotinó cuando sus jefes intentaban enviarla contra la escuadra inglesa. Mientras los delegados alemanes negociaban, sus tropas decidían retirarse a toda velocidad. El emperador Guillermo II abdicó el 9 de noviembre y se refugió en Holanda. El armisticio firmado en el vagón de ferrocarril de Foch fue prácticamente una rendición incondicional. Alemania tuvo que ceder el 10% de su territorio a sus países vecinos. El Tratado de Versalles abogó por el castigo de las ofensas contra las costumbres de la guerra y los principios humanitarios; este castigo debía alcanzar incluso a jefes de Estado. Alemania rehusó entregar los 1.500 criminales de guerra exigidos por los aliados. Finalmente se llegó a un acuerdo por el que los acusados serían juzgados por un tribunal alemán en Leipzig; de los 12 que comparecieron, 6 fueron hallados culpables y sentenciados a penas de prisión (hasta de 4 años) pero la mayoría llegó a escapar sin cumplir la condena.

En octubre de 1925 tiene lugar en Suiza la Conferencia de Locarno. El Pacto consistió en un conjunto de acuerdos de paz y arbitraje. Participaron Alemania, Francia, Italia, Gran Bretaña, Bélgica, Polonia y Checoslovaquia. Se fijaban las fronteras comunes entre Francia, Alemania y Bélgica establecidas por el Tratado de Versalles. Incluía un tratado de seguridad y garantía mutua y el compromiso alemán de evacuar Colonia y aceptar la desmilitarización de Renania. Gracias a ello Alemania fue admitida en la Sociedad de Naciones.

NSDAP:
En 1907 la sociedad alemana de los Nuevos Templarios utiliza una svástica como símbolo. Esta agrupación civil se dedicaba a buscar pruebas de la pureza y singularidad de la raza alemana. La svástica tal como la diseñó el dentista Friedich Krohn está presente durante las primeras reuniones del partido nazi en el lago Tergernsee (1920). En 1920 milicias Freikorps de la Brigada Erhardt dan un golpe en Berlín. Muchos llevaban svásticas pintadas en sus cascos. Era un grupo consagrado a enfrentamientos armados y sin vínculos directos con el NSDAP ni con el ideario nazi. Al NSDAP le atrajo la idea de apropiarse del símbolo. La identificación de la svástica con la expresión a modo de consigna el signo ario más antiguo conocido es una tergiversación del hecho de que fuera un signo común entre algunos pueblos indoiranios antiguos. La palabra ario procede del autónimo (forma de denominarse a sí mismos) de los antiguos indoiranios y significa hombre honorable. En febrero de 1920 se funda el NSDAP con Drexler, Eckart, Harrer y Hitler como principales figuras.

El obstáculo Winston Churchill:
La extraordinaria huída sudafricana de Churchill le da una popularidad que posibilitaría su entrada en el Parlamento. Fue designado subsecretario de Colonias y ministro de Comercio en un gobierno liberal. Previó con extraordinaria exactitud los acontecimientos que desencadenaron la Primera Guerra Mundial y el curso que siguió la contienda en su primera etapa. Sus profecías, consideradas disparatadas por los militares, se convirtieron en realidad y sorprendieron a todos por su clarividencia. Fue nombrado lord del Almirantazgo y se embarcó en una profunda organización del ejército. Se propuso hacer de la armada británica la primera del mundo, cambiando el carbón por petróleo como combustible y ordenando la instalación en todas las unidades de cañones de gran calibre. Luego puso en marcha la creación de un arma aérea y para contrarrestar el poderío alemán, hizo del tanque un instrumento imprescindible. Volvió al primer plano de la política al denunciar vigorosamente el peligro nazi. Sus emotivos discursos lograron sacar del pueblo inglés admirables esfuerzos, valor y sacrificios. Logró obtener de Roosevelt un firme compromiso sobre la progresiva intervención de EE.UU.

Llegada al poder de Hitler:
Tras la guerra Hitler vuelve a Múnich como agente político del nuevo ejército de la República de Weimar, mandado por oficiales que trataban de oponerse a la ascendente actividad de la izquierda. Era una época de inquietud, de inflación y de quiebra de los valores tradicionales alemanes. Surgieron muchos partidos nuevos. Hitler fue el miembro número 7 del Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores alemanes (Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei). Se convierte en un magnético orador callejero y de cervecerías. Tocaba la fibra emocional de la gente con sus arengas en un alemán crudo y vociferante. Oficiales de tendencias reaccionarias quisieron aprovechar su fanatismo y capacidad de agitador. Tras el confuso putsch de Bürgerbräu (cervecería) de 1923 es encarcelado en Landsberg, donde escribe la autobiografía Mein Kampf con ayuda de Rudolf Hess. La crisis del 29 aumenta la inestabilidad económica, política y social. Su mensaje durante la depresión sobre la necesidad de sustituir el individualismo, la pobreza y la apatía por la gloria altruista de las masas nacionalistas en movimiento, suena cautivador. Gracias a las violentas luchas callejeras, a la incansable actividad organizativa y a la oratoria hipnótica que prometía todo a todos, el partido se consolida. En 1925 el NSDAP obtiene su primera victoria electoral. En 1926 se permite a Alemania formar parte de la Sociedad de Naciones, en la que los Tratados de Locarno depositan importantes atribuciones para arbitrar en conflictos (1925). En 1932 el NSDAP es el mayor partido de Alemania y en 1933 persuade a Hindenburg para que lo nombre canciller. El 3 de febrero de 1933 Hitler anuncia sus intenciones militares en el informe secreto a sus jefes de servicio durante la primera reunión que mantuvo con ellos después de asumir el poder supremo. Les dijo que se proponía denunciar el acuerdo de Versalles y convertir a Alemania en la principal potencia europea. Advirtió que «El período más peligroso es el que corresponde al rearme. Después, veremos si Francia tiene estadistas. Si los tiene, no nos dará tiempo y se arrojará sobre nosotros». El 28 de febrero de 1933 Hindemburg es persuadido para aprobar el Decreto del incendio del Reichstag, que suprime derechos fundamentales, usado como excusa para el arresto de todo opositor al régimen y para censurar publicaciones contrarias. En marzo de 1933 toda actividad del KPD queda prohibida. Con la llegada al poder se establecen tribunales especiales [Sondergerichte] para ser usados como instrumento al servicio de los intereses del partido. Su número y funciones se adaptará a las necesidades. De forma paulatina los tribunales van considerando el hecho de militar en el KPD como acto de traición. En 1942 había en ejercicio 74 tribunales especiales actuando para el régimen. Ejercerían en la Polonia ocupada con especial severidad, empleando en las sentencias términos degradantes como subhumano o basura.

Prevención ante el poder sin ética:
Nunca puede haber amistad entre la democracia británica y el poder nazi, ese poder que desdeña la ética cristiana, que celebra su avance progresivo mediante un paganismo bárbaro, que hace alarde de espíritu de agresión y conquista, que obtiene fortaleza y placer perverso de la persecución, y utiliza, como hemos visto, con una brutalidad sin piedad, la amenaza de la fuerza asesina. Ese poder nunca puede ser el amigo leal de la democracia británica. Lo que encuentro insoportable es la sensación de que nuestro país caiga bajo el poder, bajo la órbita y la influencia de la Alemania nazi y de que nuestra existencia dependa de su buena voluntad o deseo. (Winston Churchill denunciando el acuerdo de Múnich en la Cámara de los Comunes el 5 de octubre de 1938)

Rearme acelerado:
Durante el armisticio, mientras se llevan a cabo discusiones entre los vencedores sobre las limitaciones militares que se impondrían a Alemania, Gustav Krupp adquiere en el extranjero factorías para seguir desarrollando una industria de guerra puntera. Con el fin de la guerra la Krupp Grusonwerk se vio obligada al cese de producción de armamento. Había perdido los mercados extranjeros y su actuación fue percibida de forma notablemente negativa. Su sede estaba en Essen (Renania), en la región industrial de la cuenca del Ruhr sometida a renovada vigilancia y anterior destino de civiles belgas trasladados para realizar trabajos forzados.

Las prevenciones que se sienten durante las negociaciones de los acuerdos de Locarno (1925) se dirigen a los estados parias de Alemania y Rusia, que entablan conversaciones entre sí. Uno de los puntos tratados fue el permiso para hacer ejercicios militares en territorio ruso sorteando las inspecciones aliadas. Se insistió en que Renania permaneciera siempre como zona neutral desmilitarizada.

Según el plan Z antes de 1948 alemania debía disponer de 10 navíos de línea, 12 acorazados de 20.000 Tm, 3 de 10.000 (pequeños acorazados), 4 portaaviones, 5 cruceros pesados, 22 ligeros, 22 de 5.000 Tn, 68 destructores, 90 torpederos, 27 submarinos oceánicos, 222 submarinos pequeños, sin contar dragaminas, motoras rápidas, barcos-caza, etc. Un tonelaje cercano a 1.600.000 Tn cuyas primeras series ocupan a fondo la capacidad industrial de los astilleros. El 30 de junio de 1933 los astilleros de Willhelmhaven botan el acorazado Admiral Graf von Spee. En campamentos se adiestraba en el uso de las armas a las Juventudes Hitlerianas, que ya sumaban 2.300.000 miembros (1933). Los protagonistas esenciales del rearme siguieron siendo el comandante en jefe del ejército, Werner von Fritsch, y el jefe del Estado Mayor general, Ludwig Beck. En 1934 Beck realiza ejercicios de Estado Mayor para examinar la capacidad de los cuerpos y ejércitos de vehículos blindados. Se trabaja en planes para llevar a cabo una invasión de Checoslovaquia propuesta para 1938. En marzo de 1935 se decreta el servicio militar obligatorio. El 1 de abril de 1935 Pío XI critica duramente el rearme general y describe la guerra como un delito. El 16 de marzo la Ley para la ampliación del ejército prevé para 1939 la creación de 36 divisiones con 580.000 hombres. Se van formando divisiones panzer a gran velocidad. Se dispone de tres divisiones en 1935, seis en 1939 y diez en 1940. El 3 de enero de 1936 Roosevelt se pronuncia a favor de fortalecer la defensa de EE.UU. En febrero el laboratorio de Telefunken dirigido por Wilhelm Runge prueba el sistema de radar Darmstadt, capaz de detectar aviones a una distancia de 5 kilómetros. Incorpora el duplexor recién diseñado por Wilhelm Stepp, que permite el uso de una sola antena para emitir y recibir. El duplexor se incorporaría también a los repetidores de radio. Los buenos resultados hacen que la Luftwaffe encargue el sistema Würzburg para reforzar la efectividad de las baterías antiaéreas. Un contrato para un extenso suministro se establece a finales de 1938. El 7 de marzo Ocupan militarmente y refuerzan Renania violando los acuerdos de Versalles y Locarno. El 15 de abril Roosevelt solicita por vía diplomática a Hitler que cese sus preparativos de guerra. El 5 de octubre Roosevelt anuncia el fin del aislacionismo para poner coto a los estados agresivos. El 4 de febrero de 1938 Hitler se autoproclama comandante en jefe del ejército. Se trabaja en la construcción de los cruceros pesados de la clase Hipper infringiendo el acuerdo anglo-alemán de 1935.


[ Inicio | ONU | OTAN | Chomsky | Fascismo | Nuclear | Nacionalismo | Fundamentalismo | Roosevelt ]