HISTORIA
II Guerra Mundial
Winston Churchill



Winston Churchill Winston Churchill (1874-1955):
Nace en el palacio de Blenheim. En 1893 aprueba el examen de ingreso en la escuela militar de Sandhurst. En 1895 se marcha a Cuba como corresponsal de guerra. En 1897 es destinado a las fuerzas en la frontera noroccidental de la India. En 1898 se traslada a Egipto y toma parte en la carga de lanceros (batalla de Omdurman). En 1899 se traslada a Sudáfrica como corresponsal de guerra del Morning Post y es hecho prisionero por los bóers. En 1900 regresa a Inglaterra y con la popularidad lograda por la huída de los bóers consigue su primer escaño en el Parlamento. Se une a los liberales defendiendo la necesidad del libre comercio. En 1905 es nombrado subsecretario de la Comisión Parlamentaria para las Colonias. En 1910 es nombrado Ministro del Interior. En 1911 es nombrado Primer Lord del Almirantazgo.

Primera Guerra Mundial (1914-1918):
En 1914 dirige la defensa de la ciudad de Amberes. El 7 de mayo de 1915 un submarino alemán hunde el Lusitania. El plan inicial de la toma de los Dardanelos tenía la aprobación del Consejo de Guerra inglés. Consistía en un ataque naval a los fuertes turcos y otro terrestre destinado a la toma de la península griega de Gallípoli. La falta de decisión a la hora del envío de una división, la visibilidad y las minas desbarataron el primer ataque naval con tres barcos hundidos. El desordenado ataque terrestre a Gallípoli supuso la pérdida de numerosas vidas. En 1915 es sustituido tras la fallida batalla del estrecho de los Dardanelos. El 31 de mayo de 1916 la batalla de Jutlandia reduce la presencia naval de superficie alemana. En junio de 1916 es muy criticado por la prensa pero Lloyd George le pregunta qué cargo le gustaría desempeñar y elige un ministerio sin cartera y sin representación en el Consejo de ministros: el Ministerio de Armamento, que los acontecimientos transformarían en un puesto crucial. El 10 de mayo de 1917 sale de Gibraltar el primer grupo de barcos adoptando la formación de convoy. Fue una consecuencia de una gran insistencia de Lloyd George frente al Almirantazgo. En 1917 es nombrado Ministro de las Municiones. Se entendió con los representantes sindicales y aumentó espectacularmente la producción. Creó un consejo interaliado para las municiones y convenció a los norteamericanos para fabricar munición en Francia evitando su transporte. El 9 de diciembre de 1917 los ingleses toman Jerusalén. Entre septiembre y octubre los ingleses toman Beirut, Damasco y Alepo.

En 1919 es nombrado Ministro de la Guerra y el Aire en tiempos de paz. En 1921 es nombrado Ministro de las Colonias. En 1924 es derrotado en las elecciones. Se pasa al partido conservador, que las ganan, y es nombrado Ministro de Hacienda. En 1929 ganan los laboristas. Termina de escribir The World Crisis. A finales de 1935 el conservador Baldwin gana de forma aplastante las elecciones prometiendo que Inglaterra no se armaría. En julio de 1936 Alemania e Italia se compromenten seriamente en la ayuda militar en España al bando nacional. Sigue con desagrado la sangrienta evolución de la Guerra Civil española, adoptando una postura práctica pensando en el futuro conflicto con Alemania.

Tropas alemanas desfilando Pasividad de Chamberlain (1939):
El 2 de septiembre de 1938 Hitler declaró que los súbditos de los Sudetes debían ser protegidos por él de sus gobernantes checos. El 11 de septiembre Churchill visitó Downing Street para exponer su tesis de que si los ingleses amenazaban con entrar en guerra si los alemanes ocupaban Checoslovaquia, Hitler acabaría por ser disuadido de emprender la invasión. Chamberlain quería proponer un plesbicito en los Sudetes que podrían pasar a Alemania si la población votaba a favor. El comentario de Churchill fue terrible y profético:

    Tengo la sensación de que nos encontramos frente a una penosa alternativa entre la guerra y la vergüenza por haber olvidado nuestra defensa y gestionado mal el problema alemán en los últimos cinco años. Y tengo la sensación de que elegiremos la vergüenza, para encontrarnos de igual manera dentro de poco en guerra en condiciones aún más adversas que la de hoy. Creer que se puede garantizar la seguridad sacrificando a un pequeño Estado como pasto para los lobos es una ilusión fatal. (Churchill sobre los Sudetes)

Chamberlain se reunió con Hitler que pidió la cesión inmediata de los Sudetes y convenció a Chamberlain de la inutilidad de un plebiscito en una región donde más del 50 por ciento de la población hablaba alemán. Chamberlain aceptó también el paso de las fortificaciones y material bélico de la región a manos del ejército del Reich. Pero los Checos no aceptaron. Chamberlain volvió a Munich y pidió que los checos participasen en las discusiones, pero el Führer se negó. Hitler, Chamberlain, Daladier y Mussolini estuvieron discutiendo el destino de Checoslovaquia doce horas, mientras la delegación checa esperaba en una sala contigua. La ocupación alemana de los Sudetes comenzó al día siguiente. La Cámars de los Comunes discutió tres días después el acuerdo de Munich. El ministro de Marina, Duff Cooper dimitió y Chamberlain revalidó su intención de pacificar Europa: La senda que conduce a la paz es larga y está llena de obstáculos. La cuestión de Checoslovaquia es el último y quizás más peligroso. Ahora lo hemos superado, y creo que sea posible proceder por el camino del sentido comun. Ya habían surgido las primeras disensiones con Chamberlain y no todos los diputados consideraron el acuerdo de Munich un triunfo. El líder de los laboristas, Atlee, lo calificó de humillación y el líder liberal, Sinclair afirmó: una política que impone la injusticia a una nación pequeña y débil, y la tiranía a hombres y mujeres libres, no puede nunca constituir el fundamento de una paz duradera. La opinión pública había celebrado los acuerdos de Chamberlain y Hitler atacó públicamente a Churchill: El señor Churchill puede tener un electorado de quince o veinte mil personas. Yo tengo un electorado de cuarenta millones de personas. Pedimos que de una vez por todas deje de azotarnos como si fuéramos niños. En febrero de 1939 el embajador británico informó que Goering le había preguntado qué garantías tenía Alemania de que el señor Chamberlain permaneciese en el poder y no fuese relevado por un gobierno de Churchill, lo que preocupaba mucho a Hitler.

Declaración de guerra a Alemania:
En marzo los alemanes entran en Checoslovaquia y esa misma noche Hitler duerme en el palacio presidencial de Praga. Un día más tarde proclamó el protectorado alemám sobre Bohemia y Moravia. Checoslovaquia había dejado de existir. Estaba claro que el el tratado de Munich había sido una capitulación, como había dicho Churchill. Chamberlain ofreció la protección a Polonia. El siete de abril Italia invade Albania. Chamberlain se decide a crear el Ministerio de Armamento que con tanta insistencia Churchill había reclamado durante años. Se habían cumplido las profecías de Churchill, que pidió que se instaurase el servicio militar obligatorio y una alianza para vincular a Rusia con Gran Bretaña y Francia. Cuando Polonia es intimidada Chamberlain espera que ceda Danzig. Cuando Polonia fue invadida Chamberlain invitó a Churchill a unirse al Gabinete de Guerra. A pesar del tratado con Polonia Inglaterra no mandó un ultimátum sino una nota pidiendo la suspensión de cualquier acción a Alemania, que no respondió. Churchill esperó toda la noche que se le convocase en Downing Street. A la mañana siguiente Chamberlain insistía en llegar a un compromiso. La Cámara se quedó atónita. Cinco miembros del gobierno decidieron dimitir si no se enviaba un ultimátum a Alemania enseguida.

Conferencia de Yalta Segunda Guerra Mundial (1939-1945):
No formaba parte del gobierno pero Chamberlain lo vuelve a nombrar Primer Lord del Almirantazgo. El 22 de junio de 1941 Alemania invade la URSS y Churchill profetiza que resistirá años. En el verano de 1941 se reúne con Roosevelt. El 7 de diciembre de 1941 tras el ataque a Pearl Harbour comenta: así que, al fin y al cabo, hemos vencido. En el verano de 1942 examinó los planes para un eventual desembarco en Francia e impulsó el estudio de los puentes flotantes. La falta de victorias inglesas le ocasionan tantas críticas que dijo sentirse como si estuviera cazando un tigre rodeado de avispas enloquecidas. En enero de 1943, durante la Conferencia de Casablanca, convenció a Roosevelt, Giraud y De Gaulle de que el siguiente paso que debía darse era conquistar Sicilia. El 6 de junio de 1944 se inicia el desembarco en Normandía. En febrero de 1945 se reúne en Yalta con Roosevelt y Stalin. En abril decía que tras estos triunfos se esconden realidades políticas venenosas y rivalidades funestas. Ya había advertido a Stalin y a Truman que podría ser desastroso dividir al mundo en dos potentes y contrapuestas opciones políticas. El 5 de mayo Alemania firma la rendición. El 8 de mayo anuncia por la BBC el final de la guerra. En julio acude a la conferencia de Postdam. Truman le informa de que tiene lista la bomba atómica. El 26 de julio de 1945 es derrotado en las elecciones por el partido laborista. Afrontó la guerra con grandes dosis de energía y clarividencia. Imponía un agotador ritmo de trabajo que no impidió que sus colaboradores hablaran de él con afecto.

En 1949 asiste a la primera sesión del Consejo de Europa En 1951 gana las elecciones y forma gobierno como Primer Ministro. En 1953 sufre un tercer ataque de apoplejía. Se reúne con Eisenhower en las Bermudas para discutir la unificación de Alemania y las relaciones con la URSS. Se le concede el Premio Nobel de Literatura. En 1955 renuncia a su cargo de Primer Ministro por motivos de salud. En 1964 abandona la Cámara de los Comunes. En 1965 muere en Londres y es enterrado en Blandon, cerca de Blenheim.


[ Inicio | Documentos | Varios | Batallas | Sicilia | Roosevelt | Submarinos | Primera Guerra | Telón Acero ]