CANARIAS
DOCUMENTOS
Inmigración



Informe de Amnistía Internacional 2006:
La situación de los migrantes y los solicitantes de asilo en España continuó siendo motivo de gran preocupación. Se siguieron dictando órdenes de expulsión contra migrantes indocumentados, a los que se dejaba sin sustento ni medios de regularización de su situación. De acuerdo con los datos facilitados por el Comité Español de Ayuda al Refugiado, en los primeros seis meses del año se registraron 2.504 solicitudes de asilo, de las que 2.165 fueron rechazadas o declaradas inadmisibles. Las rutas migratorias parecieron cambiar, pues durante el año llegaron a las Islas Canarias más de 31.245 solicitantes de asilo y migrantes indocumentados de África Occidental. Las autoridades del gobierno autónomo hicieron uso de centros de recepción improvisados para alojarlos, y el hacinamiento extremo agravó las malas condiciones de los centros ya existentes. Entre estas personas llegaron varios centenares de menores no acompañados, con lo que se sobrepasó con creces la capacidad de acogida de menores de la región y se vieron amenazados sus derechos fundamentales. El hacinamiento existente en los centros de inmigración generaba tensiones y violencia. Como consecuencia de la llegada a las Islas Canarias de un gran número de solicitantes de asilo y migrantes, los procedimientos de determinación de los casos de asilo, considerados ya inadecuados allí, se vieron sometidos a presión extrema. El acceso restringido a asistencia letrada y servicios de interpretación, así como los procesos acelerados de devolución, fueron motivos de preocupación. En septiembre, tras haber denunciado sindicatos de policía que en los centros de detención de inmigrantes de las islas no se cumplían las normas básicas sobre higiene a causa del hacinamiento, la Fiscalía de Canarias inició una serie de inspecciones para comprobar las condiciones de los centros.

Factores de atracción:
Con datos estimados del 2008, y en paridad del poder de compra, el PIB per cápita de los EE.UU. es cuatro veces superior al de Méjico, y se trata de países limítrofes, con una larguísima, aunque vigiladísima, frontera común; el italiano es cinco veces superior al de Albania, países también limítrofes; y el español es siete veces el marroquí, un país del que nos separan 14 kilómetros de agua -sin considerar la posibilidad de lograr la entrada por Ceuta o Melilla- y diecisiete veces el senegalés, país distante unos 1.500 km de Canarias, por lo general su costa de arribada a España. Con independencia de las múltiples razones que impelen a esos emigrantes a abandonar su país y a sufrir penalidades sin cuento antes de intentar la entrada en el país de destino -caso de los senegaleses-, hay que suponer que estos emigrantes saben que su vida no será fácil, por dorada que sea la píldora que le ofrezca el transportista, pero imaginan que lograrán un empleo y que sus posibilidades, en un país desarrollado, serán mucho mejores que las que le ofrece, y le ofrecerá, su país de origen. (J.Requeijo)

Europa: Contención:
En España, por ejemplo. Se la admitió en la Comunidad Europea con varias condiciones. Una era que debía establecer una barrera para proteger a Europa de las hordas del Norte de África, que algunos europeos temían que fueran a anegar sus países. Se han producido cientos de actuaciones de la policía y la marina españolas para expulsar a la gente que conseguía cruzar el estrecho y devolverles a su país. Es terrible. Por supuesto existen razones por las que los africanos tratan de llegar a Europa y no se dirigen hacia otra dirección; 500 años de razones. Pero está sucediendo y los europeos se niegan en redondo a admitirlos. Quieren preservar su riqueza y mantenerla fuera del alcance de los pobres. En Italia está sucediendo lo mismo. la liga lombarda, que contiene una buena cantidad de elementos fascistas en su seno, ganó recientemente unas elecciones. No quieren mezclarse con los pobres del sur de su propio país. Y mucho menos con los africanos que llegan a través de Sicilia. Los italianos del norte no quieren pobres, quieren gente rica y blanca. (Noam Chomsky, Las intenciones del Tío Sam)

Refuerzo comunitario del control:
Con la adopción de los Acuerdos de Schengen (1985-1990) y su prolongación con los Acuerdos de Dublín (1990-2003), la estrategia comunitaria ha reforzado el cierre de fronteras externas. El tipo de control de fronteras acordado supone una gestión cuasi militar. En 2003 se adoptó el principio por el cual el solicitante de asilo no puede interponer su solicitud en el país final de destino sino en el de llegada a Europa. Las medidas policiales tienen poco efecto sobre un problema estructural de naturaleza demográfica y geoeconómica. Las condiciones de vida en Africa fuerzan a muchos a decidirse a arriesgar su vida en busca de mejores oportunidades.

Frontera de Ceuta (06/02/2014):
El objetivo no era disparar a los inmigrantes, sino hacer visible una línea disuasoria” (Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, ante el Parlamento). La Comisaria de Interior de la UE, Cecilia Malmström, en su carta al Ministro dice: “Le escribo para manifestar mi seria preocupación sobre la manera en la que la Guardia Civil actuó en Ceuta el pasado 6 de febrero” y “en lo que se refiere al uso de la fuerza, le ruego que me haga llegar explicaciones relativas al uso de balas de goma durante esa operación de vigilancia en la frontera, la justificación para su uso y sus posibles consecuencias”. La carta indica que según informaciones facilitadas por ONG y medios de comunicación, aunque esas personas no fueron golpeadas por las balas, sí “podrían haber provocado el pánico entre el grupo de inmigrantes”, algunos de los cuales “se precipitaron al mar, se ahogaron o fueron aplastados contra el muro que marca la frontera con Marruecos”. La pesquisa que demanda “debería examinar en particular el uso de la fuerza durante esta operación y la presunta devolución ‘en caliente’ de inmigrantes a Marruecos”. Señala que los Estados miembros tienen la responsabilidad sobre la vigilancia de las fronteras externas de conformidad al derecho de la UE, “lo que debe llevarse de manera que evite o disuada” a las personas de tratar de evitar los controles en los puestos fronterizos. Y subraya “especialmente que cualquier medida de vigilancia en las fronteras debe ser proporcionada al objetivo perseguido, respetar los derechos fundamentales de las personas y el principio de non-refoulement, así como respetar la dignidad humana”. El principio de non-refoulement o “no devolución” es una norma de derecho internacional que afecta a la protección de los refugiados, para no ser devueltos o expulsados hacia lugares en que sus vidas o sus libertades podrían verse amenazadas. Según las ONG españolas desde hace doce años se ha expulsado a 5.000 inmigrantes de forma ilegal.


Un millón en 2015:
La llegada de un millón de refugiados o inmigrantes a Europa en el 2015 es un problema que la política no puede resolver si no existe un fondo humanitario mínimo en las sociedades europeas de acogida. Una corriente de inseguridad y miedo está recorriendo Europa. Alemania ha practicado una política generosa, pero la canciller Merkel ha tenido que aplicar medidas restrictivas por presiones políticas y sociales. Las agresiones a cientos de mujeres en la Nochevieja en Colonia, Hamburgo y otras ciudades alemanas han causado gran inquietud. Según la policía, muchos de los agresores eran refugiados en espera de recibir la carta de asilo. Se ha desatado una campaña contra los que han llegado desde Siria, Afganistán, Kosovo, Iraq, Albania, Paquistán, Eritrea, Nigeria… [...] La mayoría del millón de inmigrantes que han llegado a Europa lo han hecho por mar. Han salido de tierras turcas y se han acercado a las vecinas islas griegas de Lesbos, Samos y otras repartidas por los archipiélagos helenos. Según estimaciones oficiales, el año pasado murieron unas 3.500 personas, con altos porcentajes de niños y mujeres, cruzando las aguas mediterráneas. (Lluís Foix, 2016)


[ Menú Principal | Menú Africa | Irak 1991 | Israel | Argelia | Marruecos | Mauritania | RASD ]