Canarias
Isla de La Palma



La isla de La Palma:
En la parte Noroccidental del archipiélago de las Canarias, se encuentra la isla de la Palma, también conocida como la isla bonita o isla Verde, por sus exuberantes bosques y extraordinarias bellezas naturales. Tiene una superficie de 706 kilómetros cuadrados y una población de 80.000 habitantes, repartidos en 14 municipios. Se dan en esta isla unas alturas considerables para un perímetro tan corto. Su altura máxima es el Roque de los Muchachos con 2.426 m., aunque toda la cordillera central de la isla sobrepasa los 2.000 metros. La distancia desde Tenerife es de 85 kilómetros, mientras que desde la Península (Cádiz) es de 1.440 kilómetros. Como el resto de las Canarias y demás archipiélago que forman la Macaronesia, es de origen volcánico, distinguiéndose de todas las demás por el verdor de sus montes y la abundancia de agua, siendo La Palma la única isla canaria que tiene arroyos o pequeños ríos.

El puerto:
En pleno siglo XVIII el puerto de Santa Cruz es considerado el tercero del imperio, después de Amberes y Sevilla. De él son despachados buques para América y en la capital palmera se crea el primer juzgado de Indias. Mención especial merece la construcción naval favorecida por la abundancia de madera en los bosques de la isla. A poco de la conquista se instalaron los primeros astilleros, que mantuvieron una gran actividad hasta los años 40 de este siglo. De ellos salieron valerosos veleros como La Amistad, San Miguel Nivaria, Rosa del Turia, Ninfa de los Mares, La Fama, El Triunfo, La Verdad etc. De todos ellos hay que destacar a La Verdad, admirado en todos los puertos de Europa y América que visitaba. Fue construido por Don Sebastián Arocena en 1873, tenía 40 metros de eslora y cargaba 700 toneladas. Se dice que en sus numerosos viajes a Cuba llevó hasta 400 pasajeros mas la tripulación y llegó a hacer el viaje La Palma-Cuba en sólo 18 días, lo cual era un acontecimiento de la época. En 1899 se terminó la vida de este popular velero, naufragando en las islas Bermudas.

Cultivos:
En el siglo XIX se introduce en la isla el cultivo de la cochinilla (parásito de las tuneras) para hacer tintes, que vino a significar una importante fuente de ingresos para los campesinos. También resurge de nuevo la caña de azúcar, que se había abandonado y se traen las primeras plataneras. Ya en pleno siglo XX se extiende de tal forma el cultivo del plátano que en la actualidad es la base primordial de la economía palmera, con unas exportaciones superiores a los 130 millones de kilos. Otros complementos a la economía insular son, la ganadería caprina, la pequeña industria tabaquera, el vino, el cultivo del aguacate y una joven industria turística. Hay que resaltar la labor del agricultor palmero, que con un esfuerzo sobrehumano ha puesto en regadío fértiles tierras, donde antes habían solo campos de lava estériles, buscando el agua en las entrañas de la isla y transportando la tierra desde lejanos lugares. Tienen los palmeros merecida fama de ser expertos agricultores, no sólo en su tierra sino fuera de ella, donde el emigrante isleño ha dejado huellas palpables de su paso.

Clima:
El clima es muy variable, según la zona en que uno se encuentre, teniendo en cuenta que estamos en una isla con alturas superiores a los 2.000 metros sobre el nivel del mar, y dos zonas bien diferenciadas: La parte nordeste favorecida por los vientos alisios cargados de humedad y la sudoeste mucho más seca y soleada. En toda la franja costera hasta la cota de los 200 metros hay una temperatura media de 20 grados. Una vez superemos esta altura, en invierno, el termómetro desciende según vayamos subiendo, hasta llegar incluso a 0 grados en las partes altas de la isla. En verano, las temperaturas en las zonas altas alcanzan con facilidad más de 30 grados.

Pluviometría:
Es la isla más favorecida por las lluvias, debido a su peculiar relieve, las borrascas atlánticas le afectan con frecuencia. Por otra parte, toda la franja nororiental se ve afectada frecuentemente por los alisios, que forman el mar de nubes, produciendo con ello la llamada "lluvia horizontal" -al contacto de estas con los árboles, lluvia en forma de goteo de gran importancia para los acuíferos. En cuanto a datos pluviométricos, la franja costera del sudoeste es la menos lluviosa con 350 litros anuales por m2., en medianias sobre los 500 litros por metro cuadrado y en zonas medias altas se sobrepasan los 1.000 litros por M2 . anuales.

Manantiales:
En La Palma estén los principales manantiales de Canarias y donde existen los únicos arroyos de aguas transparentes. Los de la Caldera de Taburiente y Marcos y Corderos en los Sauces son los más importantes, así como los del barranco del Río en Santa Cruz de La Palma. Desde la conquista, -estas aguas de nacientes fueron aprovechadas como fuente de energía para los trapiches azucareros y los molinos de gofio.

Flora y vegetación:
A pesar de la mano depredadora del hombre desde la conquista, la isla conserva aún importantes vestigios de vegetación. Los más importantes son los bosques de Laurisilva del norte, como El Cubo de La Galga y El Canal. Los Tilos están declarados como reserva de Biosfera y protegidos por la Unesco. También el pino Canario puebla gran parte de la isla y desde hace años está prohibida su explotación, por lo que esta especie, que vive incluso en terrenos muy pobres, se está extendiendo a tierras que le fueron usurpadas en otra época. Según el botánico palmero, Arnoldo Santos, la flora endémica de esta isla está compuesta por 70 especies, otras 104 son endemismos canarios y 33 macaronésicos. El resto hasta llegar a 774 especies son introducidas o espontáneas. Entre los endemísmos palmeros destacan los Bejeques, de los que existen varias clases, Cardoncillo (Ceropegla Hians), Violeta o Pensamiento de la cumbre (Viola Palmensis), el Tajinaste, también con varias especies, tagasaste, tomillo deburro, etc. Del legendario y famoso Drago, endemísmo de la Macaronesia, quedan en La Palma una notable cantidad, la más importante de Canarias. Pueden verse bellos ejemplares de este singular árbol en las Breñas, Garafía, Punta Gorda ... Pero los montículos más interesantes están en La Tosca (Barlovento) y en Butacas (Las Tricias).


[ Inicio | Canarias | Piratería | Juzgado | Ataque Drake | Puerto | Descobertas | S.S.Gomera ]