HISTORIA
DOCUMENTOS
Expediciones árabes



Expediciones árabes. El Edrisi y Canarias:
Los españoles y los moros del Africa, por hallarse más vecinos, eran los que tenían alguna proporción de visitarlas; pero todos sabemos que estas dos naciones, desde la primera erección de sus monarquías, se habían encarnizado recíprocamente con tal furor, que apenas sabían de sí mismas, siendo la península de España por el espacio de ocho siglos el espacio de las más obstinadas guerras. Sin embargo no sé si acaso las Canarias debieron algún cuidado a aquellos fieles. Se puede ver el extracto de cierta memoria acerca de las antiguas navegaciones de los chinos a la América, con algunas conjeturas sobre el origen de los americanos, en la cual Mr. Guignes, su autor, cree que mucho tiempo antes de Cristóbal Colón, siendo los árabes dueños de España y Portugal, emprendieron desde Lisboa una navegación hacia el Occidente y que, después de haber surcado largos mares, se vieron precisados a retroceder a las Canarias, donde supieron que los antiguos habitantes de estas islas se habían embarcado en otro tiempo sobre algunas canoas con el designio de descubrir nuevas tierras hacia el Oeste, en cuya expedición gastaron un mes.

    No se han encontrado restos de embarcaciones que confirmen que los aborígenes canarios conocieran la navegación. El hecho de que los habitantes de las distintas islas transportados por europeos no lograran entenderse entre sí, demuestra su largo y completo aislamiento.

Esta noticia no hay duda fue tomada de las obras del abreviador del célebre Ben-Edrisio o Sharif-Edrisi, llamado comúnmente el Geógrafo de la Nubia, que escribía su libro intitulado El deseoso de peregrinar la tierra en 1170. Esta singular expedición que se cree haber sido emprendida desde Lisboa, algún tiempo después que los moros conquistara la España, hubo de ser sin duda antes de 1147, época en que los cristianos los expelieron de aquella ciudad. Como quiera, se puede tener por seguro que los moros de la Península tenían algún conocimiento de las Islas Canarias, bajo el nombre de Al-Yezair al-Jalidat esto es, islas Afortunadas, como que entonces eran ellos los únicos depositarios de las ciencias que había en Europa y los que más traían entre las manos el Almagesto de Ptolomeo, traducido por Benhonain, en que se trata de ellas. Por otra parte, como, para defender las costas occidentales de España contra las correrías de los normandos tenían en la mar escuadras considerables, con que cruzaban sobre las costas de Africa hasta más allá del monte Atlante, no podrían dejar de dirigirse alguna vez a nuestras islas, sin que para ello necesitasen del socorro de la aguja, todavía no conocida, pues tanto las brisas y vientos generales de Oriente como el curso de las aguas podrían conducirlos con seguridad.
Viera y Clavijo (1731-1813)


(*): El texto de Edrisi ha sido comentado varias veces; cf por ej. J.M.Hartmann, Edrisi Africa, Gottingen 1796, págs 319-22. Lo había reproducido casi textualmente Ibn al Ouardi, geógrafo árabe del s. XIII, traducido por De Guignes,Notices et extraits des manuscrits, vol. II, y estudiado por Gabriel Marcel, Sur quelques documents peu connus relatifs à la découverte de l'Amérique avant Christophe Colomb, en Comptes-rendus de la Societé de Geographie, 1893, págs 12-17. Una interpretación correcta de esta tradición es empresa ardua y casi imposible. De Guignes pensaba que la relación era una prueba contundente del descubrimiento de América por los árabes; probablemente se trata de una fantasía geográfica, variante oriental de la leyenda de San Brandano. Cf. Ahora E. Sera Ráfols, Los árabes y las Canarias pre-hispánicas, en "Revista e Historia", XV (1949), págs 161,77.

(*) Origen amazigh:
Con la llegada del franquismo, los autores hispanizan al guanche y ubican su foco de procedencia en el norte de África, en el Sahara Español, aunque continúan vinculándolo con la raza de Cro-Magnon porque por cuestiones físicas evidentes, ese vínculo con la raza de Cro-Magnon existía. Éste sería el tercer estereotipo. [...] Contamos con dataciones absolutas que han permitido afirmar que los guanches, temporal y culturalmente, no son neolíticos; sabemos que llegaron a Canarias en torno al siglo V antes de la Era, y que son poblaciones de origen norteafricano, amazigh. [...] Grupos humanos de origen amazigh que llegan a las islas en torno a mediados del siglo V antes de la Era. En todas las islas se ha constatado la existencia de escritura líbico-bereber, lo cual habla de un bagaje cultural común para todo el archipiélago. Se han podido establecer incluso focos de procedencia en las inmediaciones de Túnez, Argelia, no solo de Mauritania. Estos son los datos científicamente contrastados. Ya contamos con un punto de partida, a mediados del primer milenio, y hablamos por tanto de culturas que llegan a las islas en pleno “auge” del Mediterráneo y de la navegación hacia el Atlántico sur. (A.José Farrujia, 2015)


[ Inicio | Descubrimientos 1 | Documentos | Canarias | Guanches | Viera | Mallorquines | Gallegos | A.del Teggia | Edrisi ]