DOCUMENTOS
CINE
Piratas



Imagen cartel Piratas del Caribe (Disney 2003) Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra (Disney 2003):
[Pirates of the Caribbean: The curse of the Black Pearl]
Se desarrolla en el siglo XVII en las islas del mar Caribe. Jack Sparrow (Johnny Deep) es un osado personaje protagonista de una historia fantástica. Siendo capitán del buque pirata Black Pearl fue abandonado en una isla desierta tras el amotinamiento de su tripulación. Los peligrosos piratas bajo el mando del astuto capitán Barbossa (Geoffrey Rush) son unos perversos seres que se revelan como esqueletos bajo la luz de la luna. Intentan desesperadamente terminar con una antigua maldición que los mantiene entre la vida y la muerte. El conjuro sólo puede romperse si devuelven el tesoro que un día robaron. A bordo del Black Pearl atacan la ciudad de Port Royal y secuestran a la hija del Gobernador. Elizabeth Swann (Keira Knightley), la hija del Gobernador (Jonathan Pryce), se unirá a Jack en su lucha por evitar que tenga éxito el plan de los piratas. Está enamorada del joven Will Turner (Orlando Bloom), a quien Jack Sparrow trata con protección paternal. El prometido de Elizabeth, el ambicioso comodoro Norrington (Jack Davenport), los persigue a bordo del Dauntless.

La maldición de la Perla Negra. Johnny Depp El guión tiene una apreciable dosis de humor y en vez de recrearse en situaciones típicas del género, introduce buen número de elementos modernos. El productor Jerry Bruckheimer acertó al apostar por un olvidado género que no llegó a funcionar económicamente en el caso de Piratas (Roman Polanski, 1986) y La isla de las Cabezas Cortadas (Renny Harlin, 1995). El atrevimiento del guión se concentró quizá demasiado en el afán de deslumbrar, en detrimento de una historia que tendrá ocasión de desarrollarse en siguientes entregas. La inserción de escenas de humor detrimento del desarrollo de la trama La banda sonora de Klaus Badelt llega a ser el principal elemento en sostener algunas escenas. Con mayor apoyo del sintetizador que de la orquesta transmite energía con facilidad. Fue el sustituto a última hora del compositor habitual de Verbinski, Alan Silvestri.

La maldición de la Perla Negra Johnny Deep resuelve bien un arriesgado papel lleno de gestos extremos. Logra una compleja mezcla de aspectos pícaros, caballerosos y seductores. No todo el público suele dar la misma acogida a los gestos excesivos de personajes poco habituales. Verbiski dijo de Sparrow: "encarna este tipo de personaje con el que disfrutas viendo cómo le roba el dinero a una pobre anciana, es sobre todo un estafador, es vago, es un gran pirata pero sólo luchará si no le queda otro remedio. Además siempre buscará el mejor atajo". Los personajes de Elizabeth Swann (Keira Knightley) y Will Turner (Orlando Bloom) son sólo ligeramente retratados y su interpretación resulta algo liviana e insustancial.

La maldición de la Perla Negra Los guionistas Ted Elliot y Terry Rossio:
(Guionista y Creador de la historia) fueron los creadores de Shrek, la película de la DreamWorks que recibió el Oscar a la Mejor Película de Animación (2002). En 1992 se encargaron del guión de la película de Disney Aladdin. En 1998 escribieron La máscara del Zorro (The Mask of Zorro). Se incorporaron al equipo de Digital Domain, donde se encargan de múltiples proyectos de acción y animación generada por ordenador, como Instant Karma, Plant Life y Shadowplay. En 1996 se convirtieron en los primeros guionistas que firmaban un contrato de producción con DreamWorks SKG. Sus proyectos con esta productora incluyeron Shrek, y The Road to El Dorado (La ruta hacia El Dorado). Trabajaron como asesores de creación en Antz y en Sinbad. Como guionistas, han trabajado en numerosas producciones como Small Soldiers (Pequeños guerreros) (coguionistas), Godzilla (creadores de la historia) y El planeta del tesoro (creadores de la historia de animación).

El director Gore Verbinski:
The Mexican (2001) La última misión de un torpe miembro de la mafia es recuperar en México una pistola legendaria. Con Brad Pitt y Julia Roberts. The Ring (2002) fue el remake de suspense de una película japonesa. Una periodista descubre una cinta de vídeo con la propiedad de matar a los que la ven en una semana.

Creo que esta película es para todo aquel al que le guste disfrutar de una aventura grandiosa. Tiene acción, romance e intriga. Creo que ese niño que todos llevamos dentro disfruta con este tipo de películas que son al mismo tiempo emocionantes, divertidas, plagadas de personajes de lo más pintoresco, conflictos y con un final feliz (Gore Verbinski).

Duración: 2 horas 23 minutos
Estreno en España: 14 de julio 2003
Distribuida por: Walt Disney
Productor: Jerry Bruckheimer
Guión: Jay Wolpert, Stuart Beattie, Terry Rossio, Ted Elliott
Música: Klaus Badelt
Productores ejecutivos: Michael Stenson y Chad Oman
Director: Gore Verbinski

Elizabeth Swann (Keira Knightley) Actores:
Capitán Jack Sparrow: Johnny Depp
Capitán Barbossa: Geoffrey Rush
Gobernador de Port Royal: Jonathan Pryce
Elizabeth Swann: Keira Knightley
Will Turner: Orlando Bloom
Norrington: Jack Davenport
Teniente Gillette: Damian O'Hare
Pintel: Lee Arenberg
Ragetti: Mackenzie Crook
Murtogg: Giles New


Pirata, fotograma Piratas de guante blanco. por José María Latorre:
Reap the Wild Wind (1942):
Cecil B.De Mille solía comenzar sus películas con una voz en off que buscaba situar históricamente el relato. Piratas del mar Caribe -cuyo objetivo es glosar la expansión comercial americana por los mares- no es una excepción: estamos, se dice, en el año 1940 y "el mar hace que Norteamérica se convierta en una gran nación". Pero muchas naves naufragan en los lugares de mayor riesgo para los marineros, como Cayo Hueso, donde hay personas que vigilan para ayudar a los barcos que se hallan en peligro y otras que viven de la rapiña de los naufragios. Sin embargo, a unos y a otros se les conoce por el mismo nombre: "los vigilantes". En ocasiones, los cargamentos acaban en las manos de King Cutler (Raymond Massey), una especie de sir Humphrey Pelgatan que se enriquece con naufragios provocados y es feroz antagonista del capitán Phillip Philpott (Lynne Overman) y de Loxi Clalborne (Paulette Godard), quienes, a diferencia de él, tratan de rescatar las cargas y salvar a los marineros. Iniciando el film con una tormenta, un barco -el Jubilee- que embarranca en las rompientes de Cayo Hueso, y el detalle de los esfuerzos de Cutler, Philpott y Loxi para ser los primeros en llegar a la nave en peligro, por diferentes motivos, enseguida se presenta a los otros personajes: Dan (Robert Preston), hermano menor de King Cutler y enemorado de una prima de Loxi, Drusilla (Susan Hayward); Jack Stuart (John Wayne), el capitán del Jubilee, quien ha sido noqueado por su propio piloto, que trabaja para el pirata King; y Stephen Tollever (Ray Milland), abogado de una compañía naviera. Piratas del mar Caribe va hilvanando el relato de una lucha contra la rapiña marinera a la sombra de -como era frecuente en De Mille- las peculiares tensiones amorosas que unen y separan a ese grupo de personajes. Fue un acierto de los guionistas mostrar como el azar desbarata esas relaciones y los planes de unos y otros, haciéndoles transformar su actitud y hasta cambiar de bando: cómo esas transformaciones y esos cambios posibilitan cambios de pareja o, en el caso de Drusilla, provocan la muerte. Se trata de un guión bien construido -uno de los mejores que De Mille tuvo en las manos-, pero también se halla aquejado de un exceso de explicaciones que anula el aire novelesco del relato: en Piratas del mar Caribe las palabras y los razonamientos se imponen a la acción, y la aventura tiene un aire más discursivo que vitalista (cierto: los personajes se definen con la acción, pero son acciones que previamente se han justificado o analizado a través de sus palabras).

The Sea Hawk Como en todos los films del realizador, los encuadres están llenos de personajes y de objetos, lo cual crea una ilusión de barroquismo que no es sino acumulación y que contrasta con la sencillez del relato: a bordo de las naves apenas hay espacio libre para que respire el decorado (se tiene la sensación de que están sobrecargadas, y no precisamente de mercancía); si aparece una taberna o se describe una fiesta social, existe tal concentración de objetos y personajes por metro cuadrado en el plano que provoca una sensación de asfixia. Si hubiera que hablar del estilo de De Mille, creo que sería su característica más destacable, por encima de la solemnidad con la que trataba los hechos cotidianos y el desparpajo con que filmaba los momentos más conflictivos. Quizá por ello sorprende más la aparición de un momento en el que sucede a la inversa (la primera conversación de Loxi y Jack, resuelta con modos próximos a la comedia, que consigue lo que sería imposible en el cineasta: definir bien a un personaje). Al lado de escenas de convencional resolución destacan otras de cierta inventiva visual: el comodoro Devereaux, que guarda en su despacho las maquetas de los barcos de la compañía, obliga a Jack a colocar la del Jubilee con la de los otros navíos destruidos; Jack observa que sobre el lugar donde debe agacharse para guardar la maqueta está la de su adorado vapor Southern Cross; al plano siguiente, la maqueta de éste aparece en primer término en la parte superior del encuadre y Jack la mira con expresión de considerarlo un objeto inalcanzable, de tal manera que la ira de Devereaux se combina visualmente con las expectativas defraudadas del capitán. También son destacables la secuencia de la interrumpida boda de Loxi y Stuart en el barco ante un capitán más atento a los marineros que a la ceremonia, o la humorística resolución de la escena en que los hombres de King intentan secuestras a Stephen y a Philpott para venderlos como tripulantes a un ballenero; o los insólitos planos de la polizón Dursilla paseando por la sala de máquinas del Southern Cross y probándose un vestido rodeada de suciedad (que demuestra una vez más, la atracción que sentía Cecil B. De Mille por ese tipo de contrastes: recuérdese cuando, en Unión Pacific (1939), los indios que han asaltado el tren despliegan al viento las ropas y las telas); o el detalle de mostrar el embarrancamiento del Southern Cross con los gritos de Drusilla encerrada en la sala de máquinas.
(www)Web de J.M.Latorre"


[ Menú documentos | Menú Piratas | Dafoe | Baroja | Atlantis | Leyendas | Bounty ]