Asia
Insulindia



Insulindia:
Albergó a varias civilizaciones e imperios, como el Imperio Srivijaya y el Imperio Majapahit, sultanatos como el de Ternate, de Mataram o de Malaca, y civilizaciones neolíticas como el complejo cultural lapita. Su pico más alto es la Pirámide de Carstensz (4.882 m), también llamada Puncak Jaya, en Nueva Guinea Papúa. Por la dificultad de su escalada generalmente se la acepta como la cumbre más genuina de la lista de Messner, que agrupa las siete metas del alpinismo por excelencia. Tras la muerte de Magallanes en la batalla de Mactán, Juan Sebastián Elcano cruzó el archipiélago filipino hacia Borneo, retrocedió hacia las Célebes, bajó hacia el sur por las Molucas y cargado de especias tocó Timor antes de recorrer el Indico hacia el oeste. El Beagle recorrió el sur de Australia y pasó muy al sur de Insulindia, haciendo escala en las Islas Cocos, pobladas por el inglés Alexander Hare (1826) y que explotarían la copra con mano de obra malaya. Estos dos atolones y 27 islas de coral pasaron a ser administrados por los británicos de Singapur en 1903. Desde 1878 habían sido administradas desde Ceilán.

En la llanura de Kedu, en Java Central, está el templo de Borobudur, lugar budista de peregrinación. Fue construido en el s.VIII en un período de ochenta años por la dinastía Sailendra. Los muros y balaustradas están decorados con bajorrelieves cubriendo una superficie de 2.500 metros cuadrados. Alrededor de las plataformas circulares hay 72 estupas caladas que contienen una estatua de buda cada una de ellas. El parque nacional Taman Negara conserva la selva tropical más antigua del mundo. Protege 4.500 km cuadrados de tres estados del oeste de Malasia. Tiene unos ciento treinta millones de años. Ha pervivido de forma ininterrumpida mientras gran parte de la Tierra se sumía en la edad del hielo. Alberga rinocerontes asiáticos, osos malayos, leopardos, tapires y árboles tualung, los más altos del sudeste asiático. Un puente de 430 metros atraviesa parte de la selva a una altura de hasta 50 metros sobre el suelo.

Tailandia:
En el istmo de Kra, en territorio continental tailandés entre Bangkok y Singapur, se encuentran los peñones de piedra caliza de Phuket. Koh Tapoo (Roca Clavo) ha recibido el apodo de isla de James Bond por su aparición en la película El hombre de la pistola de oro. Barcos de popa larga y juncos llevan a los turistas a visitar los karts, a través de los manglares, al interior de las cuevas y a recorrer las aldeas flotantes. Playas y paisajes de piedra caliza colindan con junglas tropicales que se extienden hasta las imponentes montañas de la península malaya. En algunas islas anida una variedad de vencejo que da origen al comercio de nidos de golondrina. Anidan en cuevas cársticas que son alcanzadas (a menudo ilegalmente) mediante frágiles andamiajes de bambú. Los nidos, en ocasiones llamados oro blanco, están constituidos con hilos de saliva endurecidos y son comercializados como producto revigorizante.

Singapur:
La lujosa línea de tren del Eastern & Oriental Express termina junto a Singapur en Jhor Bahru. La ciudad de Singapur fue fundada por sir Stamford Raffles, cuyo plano de la ciudad de 1822 creó zonas étnicas separadas (Chinatown y Little India). Se proyectaron además casa malayas tradicionales y villas de estilo europeo. Los rascacielos han ido ocupando los terrenos de la pujante ciudad, con mayor densidad en el centro comercial Raffles Square. ● Singapur, sin recursos naturales, con poco más de 700 kilómetros cuadrados de extensión repartidos en 62 islas y con un Gobierno que lleva 50 años a cargo del mismo partido, sin oposición política, Singapur tiene la necesidad vital de ser un reducto de estabilidad y occidentalismo en Asia. Con el título de la ciudad más cara del mundo, más del 10% de su población no puede permitirse vivir en ella. No hay datos oficiales sobre el nivel real de pobreza, pero los gigantes centros comerciales pueblan cada esquina, el número de rascacielos alcanza al de Nueva York y es el lugar donde tienen sede la mayoría de las empresas tecnológicas del mundo. (B.Guillén)

Bali es una isla dominada por los volcanes y bordeada de una estrecha llanura costera. Para proporcionar elementos nutritivos suplementarios a buen precio a los indonesios, se cultivan algas en zonas poco profundas. Es habitual ver a personas medio sumergidas dedicadas a la algocultura, trabajando en hileras y surcos para asentar las algas.

Wallace en Indonesia (1854-1862):
Alfred Russell Wallace concibió la idea de la selección natural de manera independiente de Darwin. Quizá fue el más destacado científico viajero del siglo XIX. Entre 1848 y 1852 visitó el Amazonas. Entre 1854 y 1862 viajó por el archipiélago malayo. Visitó las principales islas realizando quizá hasta 70 viajes independientes abarcando unos 22.500 km. Regresó a Inglaterra con una colección de 310 mamíferos, 100 reptiles, 8.050 aves, 7.500 conchas, 13.100 mariposas, 83.200 escarabajos y 13.400 insectos diversos, aproximadamente 125.600 especímenes, de los cuales mil eran desconocidos. Durante su estancia en las islas, mientras se recuperaba de la malaria, concibió su teoría en 1858. La isla de Bali fue una particular fuente de inspiración para Wallace por su excepcional riqueza de variedades de animales y plantas. Observó que los animales de la mitad occidental y oriental de Indonesia se diferencian marcadamente en influencias asiáticas y australianas respectivamente. Concluyó que cada grupo de islas debía formar parte de una masa continental distinta. La línea de Wallace separa Bali de Lombok, situadas a una distancia de apenas 32 km. Siempre creyó que en el proceso de selección natural subyacía un propósito divino.

Sulawesi y Flores:
Es posible que los ancestros del hombre de Flores llegaran desde Sulawesi (Célebes) a Flores, donde vivieron desde hace unos 95.000 años hasta hace 12.000 años. Tenían un cerebro del tamaño de un chimpancé, medían un metro y estaban bien adaptados a su entorno. Cazaban elefantes enanos, grandes roedores, y fabricaban algunas herramientas difíciles de distinguir de las de Homo sapiens. Los restos de Homo sapiens más antiguos hallados en Flores tienen 40.000 años. Las herramientas líticas halladas en Sulawesi tienen una antiguedad de 118.000 años. En esos años había Homo erectus por la zona aunque no se han encontrado restos en Sulawesi, y denisovanos en Eurasia. Aunque durante las glaciaciones el nivel del mar descendía cien metros las islas continuaban aisladas y debieron llegar a ellas navegantes accidentales o deliberados. Hace más de 100.000 años ya existían Homo sapiens, pero no hay restos que indiquen que hubieran llegado tan lejos de Africa.


Estrecho de la Sonda:
La larga y estrecha península de Malaca, extendiéndose al sudeste de los territorios de Birmania, forma el extremo más meridional de toda Asia. En línea continua, desde esta península, se extienden las largas islas de Sumatra, Java, Bali y Timor, las cuales, con otras muchas, forman una vasta mole o bastión que conecta a lo largo de Asia con Australia, y separa el océano índico, ininterrumpido en tanta extensión, de los archipiélagos orientales, densamente tachonados. Ese bastión está traspasado por varias surtidas, para uso de barcos y ballenas, entre las cuales destacan los estrechos de la Sonda y de Malaca. Principalmente, el estrecho de la Sonda es por donde los barcos que se dirigen a China desde el oeste emergen hacia los mares de la China. El angosto estrecho de la Sonda separa a Sumatra de Java, y, situado a medio camino en este vasto bastión de islas, con el contrafuerte del atrevido promontorio verde que los navegantes llaman cabo de Java, se parece no poco a la puerta central abierta a un imperio con grandes murallas. Y si se considera la inagotable riqueza de especias, de sedas, joyas, oro y marfil con que se enriquecen esas mil islas del mar oriental, parce una previsión significativa de la naturaleza que tales tesoros, por la misma disposición de la tierra, tengan al menos el aspecto, aunque sin eficacia, de estar guardados del rapaz mundo occidental. Las orillas del estrecho de la Sonda carecen de esas fortalezas dominadoras que guardan las entradas del Mediterráneo, del Báltico y de la Propóntide.

[Piratería malaya:]
A diferencia de los daneses, esos orientales no exigen el obsequioso homenaje de que arríen las gavias la interminable procesión de barcos que, viento en popa, a lo largo de siglos, de noche o de día, pasan entre las islas de Sumatra y Java, cargados con los más costosos cargamentos del oriente. Pero aunque renuncian libremente a semejante ceremonial, no renuncian en absoluto a su exigencia de un tributo más sólido. Desde tiempos inmemorables, las proas piratescas de los malayos, acechando entre las bajas sombras de las calas e islotes de Sumatra, han zarpado contra las embarcaciones que navegaban por el estrecho, y han exigido tributo a punta de espada. Aunque los repetidos castigos sangrientos que han recibido de manos de navegantes europeos recientemente han reprimido algo la audacia de estos corsarios, sin embargo, aun en los días presentes, oímos hablar de vez en cuando de barcos ingleses y americanos que en esas aguas han sido abordados y saqueados sin remordimientos. (Herman Melville)


[ Inicio | Documentos | Varios | Filipinas | China: Dinastías | Especias | Marco Polo | Notas | Islas Indico | Documentalistas ]