Viajes de exploración
Australia



Australia:
En el siglo XVI los portugueses bordearon las costas septentrionales de Australia al sur de Timor y pensaron ya en la posible existencia de un vasto continente austral, del que los geógrafos configuraron las costas desde Nueva Guinea al estrecho de Magallanes y al sur de Africa. El portugués Godinho de Eredia (1601) y el español Pedro Fernández de Quirós (1606) no vieron las montañas de Australia del Norte sino de lejos. Quirós creyó que eran unas islas y situó el continente Australia, el famoso continente del Sur, en alguna parte de las cercanías de las Nuevas Hébridas. Ni Heredia ni Quirós entraron en contacto con los indígenas. Pero fueron los neerlandeses los primeros en explorar realmente Australia. En 1605 Willem Janszoon descubrió el golfo de Carpentaria. El años siguiente Luis Váez de Torres, partió con el objetivo de explorar el continente austral; descubrió las Nuevas Hébridas y bordeó Nueva Guinea por el sur, demostrando así que se trataba de una isla. De 1616 a 1644, por iniciativa del gobernador Van Diemen, los neerlandeses, sólidamente establecidos en Insulindia, realizaron varios viajes de reconocimiento hacia las tierras australes.

Scarborough. Buque de la expedición de Phillip Ruta de Abel Tasman 1642-1643 Ruta de Tasman 1644 James Cook

Abel Janszoon Tasman (1642-1643):
Anthony van Diemen, que había sido tripulante del Mauritius (1619), fue nombrado en 1636 gobernador general de las Indias Orientales, con sede en Batavia (Yakarta, Java). Tenía una gran inquietud descubridora y esperaba añadir el intuido continente austral a los dominos de Holanda. Tasman ascendió de simple marinero y fue adquiriendo rango dentro la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales gracias a sus recursos e inventiva. Cuando contaba 39 años, Van Diemen le encargó la expedición a bordo de la Heemskerck, acompañada por el carguero Zeehaen. Partió de Yakarta el 14 de agosto de 1642 y recaló en isla Mauricio para aprovisionarse. Se alejó mucho hacia el sur y encontró una zona barrida por los vientos de levante que más tarde los británicos llamarían los Cuarenta Rugientes. El 24 de noviembre de 1642, un día de tiempo despejado en zona habitual de nieblas, descubrió Tasmania, que bautizó como Tierra de van Diemen. La rodeó por el sur sin divisar la costa australiana y siguió hacia el este hasta encontrarse con unas extensas tierras elevadas con cumbres montañosas cubiertas por nubes oscuras. Bautizó el lugar Staaten Landt suponiéndolo unido a la costa que habían descubrierto Willem Schouten e Isaac Le Maire al sur del Atlántico (1616). Bordeando la costa pasó muy cerca del estrecho de Cook sin descubrir la separación de las dos islas, bordeó el cabo de María van Diemen y se dirigió hacia el noreste. Posteriormente el nombre de la isla se cambiaría por el de Niew Zeeland. Pasó por Tonga y las islas Fidji antes de regresar hacia Java por la conocida ruta del norte de Nueva Guinea. En 1644, exploró las costas del golfo de Carpentaria, pero sus viajes, de carácter eminentemente comercial, no reportaron beneficios para los accionistas de la compañía y los holandeses fueron perdiendo interés. El continente austral recibió entonces el nombre de Nueva Holanda.

Ruta de Cook desde Tahití Sidney en 1788 Mapa de la isla de Rottnest, al suroeste de Australia Ruta de Burke 1860-1861

Cook:
No se demostró que era una isla hasta que Cook, de 1768 a 1771, exploró las costas de Nueva Zelanda, las de Australia oriental y el estrecho de Torres. En 1770, Cook, a bordo del Endeavour, había tomado posesión en Botany Bay del SE de Australia, en nombre del rey de Gran Bretaña. El gobierno británico decidió instalar allí un penal, pues la independencia de los E.U.A. impedía el envío de los presos a Virginia. El primer convoy, the first fleet, conducido por Phillip, se instaló en Port Jackson en 1788 y fundó la colonia de Nueva Gales del Sur. A bordo de 11 barcos viajaron 520 presos y 197 presas. En 1793 llegaron los primeros colonos libres y en 1794 se inició la cría de ovejas, que encontraron un territorio ideal para multiplicarse. En 1825 se constituyó una nueva colonia en Tasmania, ocupada en 1803 con el fin de evitar la instalación de los franceses y, al mismo tiempo, para aislar a los presos políticos irlandeses.

Exploración del interior (s.XIX):
La exploración del continente había sido emprendida ya en 1813 con la escalada a los montes Azules. De 1817 a 1845 la cuenca hidrográfica del Murray fue explorada por Oxley, Evans, Charles Sturt y Mitchell. El centro de Australia fue explorado por Eyre (1839-1841), el norte por Leichhardt (1844-1848) y el oeste por Gregory (1846-1856). A mediados de s.XIX quedaba una gran zona desconocida en el centro y en el norte a pesar del elevado número de vidas que se habían perdido, como las de los jefes de expedición Ludwig Leichhardt (en alguna parte de la zona norte) y Edmund Kennedy (en las junglas tropicales del noreste, ambas en 1848.

Expedición de Burke (1860-1861):
La fiebre del oro de la época proporcionó medios económicos y nuevos incentivos de búsqueda. La rama Victoria de la Royal Society propuso el plan de atravesar Australia de sur a norte y buscó financiación, a la que la ciudadanía contribuyó con 9.000 libras. Se eligió como jefe de la expedición a un superintendente de la policía, Robert O'Hara Burke y se dio el encargo de traer 25 camellos de Karachi con sus pastores indios a William Landells, segundo al mando. La expedición partió de Royal Park, Melbourne,el 20 de agosto de 1860. El grupo de 4 exploradores que Burke dirigió hacia el golfo de Carpentaria no esperó un tiempo más favorable dejando pasar el verano acampados en Cooper Creek. Partieron buscando no ser adelantados por la expedición de Stuart y llegaron a una zona de manglares que resultó impenetrable sin embarcación. En el desierto al norte del campamento base de Menindee, Burke y el astrónomo inglés William Wills, que contaban con seis camellos cargados con comida suficiente para tres meses, agotaron las provisiones. Por tres veces seguidas fueron encontrados y rescatados por aborígenes bien alimentados y habituados al desierto. Proporcionaron abundantes peces, pasteles de helecho y ratas asadas. Después de su súbita desaparición cuando Burke disparó su pistola contra uno de los aborígenes, pasaron hambre, se derrumbaron y murieron en el plazo de un mes. Sólo volvería con vida el ex-soldado John King, cuidado y alimentado por los aborígenes hasta que dos meses después llegara un grupo de rescate.

Expedición de John McDouall Stuart (1860-1862):
Stuart logró plenamente la hazaña en 1862, después de cinco intentos fracasados. Había ganado gran experiencia como miembro de la expedición de Charles Sturt. Su expedición del 2 de marzo de 1860 hubo de detenerse en Tennant Creek porque fue atacada y perseguida por un grupo de aborígenes. Con una subvención del gobierno australiano volvió a partir en una nueva expedición en noviembre de 1860. Tomaría el camino más corto y descendería el río Roper, bautizado por Leichhardt en 1845.

Las expediciones de Warburton, de los hermanos Forrest, de Giles y Miles y de Lindsay recorrieron los desiertos de la parte central y del oeste (1873-1909). A medida que la exploración y el crecimiento de la población lo permitieron, se crearon nuevas colonias, por iniciativa de las sociedades de colonización. Desde 1793 fueron llegando los primeros colonos libres. Durante gran parte del s.XIX se sucedieron las luchas entre los squatters, ganaderos, y los settlers, agricultores, y entre los colonos libres y los deportados.

En el extremo oeste la amplia bahía de Shark presenta una diversidad biológica excepcional. La extensión y riqueza de sus bancos de hierbas marinas alimenta a una importante población de dugongs. En sus playas se encuentran estromatolitos, vestigios de las primeras formas de vida aparecidas sobre la Tierra hace 3,5 millones de años. En otras partes del planeta sólo pueden verse en forma de fósil.

Explotación de recursos (s.XIX):
Aun a pesar de las dificultades que encierra precisar el volumen de los recursos naturales, los datos de que disponemos sugieren que en el siglo XIX se produjo un incremento sustancial de estos recursos. Dentro de la propia Europa, las disponibilidades se incrementaron gracias al aumento de tierras que entraban en cultivo y al descubrimiento y explotación de nuevos recursos minerales. Pero, con gran diferencia, la mayor adición a la disponibilidad de recursos mundiales se debió a la apertura de los inmensos, fértiles y muy bien dotados continentes de América y Oceanía. (Kenwood y Lougheed)

El tren:
Los 2.979 kilómetros entre Adelaida y Darwin se recorren actualmente en un moderno ferrocarril (The Ghan). Entre Adelaida y Alice Spring hay un recorrido de 25 horas. Se tiene la oportunidad de ver cómodamente y de cerca la zona semidesértica (Outback). De Alice Spring parten las excursiones para Uluru, Las Olgas, King's Canyon, Cave Hill o el pantano de Mutitjulu.


[ Inicio | Varios | Insulindia | Molucas | Filipinas | Kon-Tiki | Humboldt | La Pérouse | Malaspina | Darwin | Cook ]