Expediciones
Hernando de Soto



Hernando de Soto (1500-1542):
Nació en Jerez de los Caballeros, Badajoz. Era un hidalgo que desde joven vive en Extremadura el espíritu de los conquistadores. Llegó a las Indias en 1514 en la flota de colonización del gobernador de Panamá Pedrarias Dávila. Dos años después fue nombrado capitán de caballería participando en diversas conquistas por Centroamérica. En 1523 estuvo en Nicaragua y Honduras con el capitán Francisco Fernández de Córdoba. Más tarde encabezó un viaje de exploración por la península del Yucatán buscando un estrecho que permitiese el paso al Pacífico. Participó como lugarteniente de Pizarro en la conquista del imperio inca, entre 1532 y 1535. De la expedición de conquista de Perú regresó con un cuantioso botín. Carlos V, lo nombra gobernador de Cuba. Ejerce brevemente el cargo desde 1538 a 1539. En la isla prepara su expedición a Florida, con más de 600 hombres, Tres expediciones anteriores se habían saldado con un total fracaso (Ponce de León, Pánfilo de Narváez y Cabeza de Vaca). El 6 de abril de 1538 parte de Sanlúcar con once naves y 950 hombres llegando a Santiago de Cuba a finales del mes de mayo. Envió una primera expedición exploratoria a Florida comandada por el capitán Añasco para buscar un lugar de desembarco adecuado. El 18 de mayo de 1539 el grueso de la expedición parte de La Habana con 650 hombres. Junto a los hombres de armas viajaban dos mujeres, religiosos y sirvientes. Los animales subidos a bordo fueron 223 caballos, algunos perros de presa y un grupo de cerdos. Desembarcaron en la bahía de Tampa o bahía del Espíritu Santo una semana después. Las tierras eran demasiado malsanas para un establecimiento.

El 15 de julio desembarca en la bahía del Espíritu Santo, hoy Tampa, Florida. Su larga expedición en tierra se pone en marcha, en busca de su particular El Dorado, llenos de choques armados con los nativos. Se organizarían contra la expedición fuerzas nativas con miles de hombres dando lugar a enfrentamientos que pueden ser considerados como batallas. Pasan el invierno de 1539 guarnecidos en un campamento cerca de los Apalaches. Reanudaron la marcha hacia el noroeste en marzo de 1540 y atravesaron Georgia y Carolina del Sur a lo largo de los Apalaches. Tras descender por Alabama llegan en octubre de 1540 al poblado de Tascaluza. El cacique de mismo nombre, apodado Guerrero Negro, los invita a visitar el vecino poblado de Mauvila. Allí una fuerza de 10.000 guerreros les tiene preparada una emboscada que causa la muerte de 82 expedicionarios, 45 caballos y 100 heridos. El 8 de mayo de 1541 alcanzaron el impresionante caudal de agua del río Misisipi, que es bautizado como Río de Espíritu Santo. El descubrimiento de un río tan difícil de cruzar representaba un obstáculo para su misión. Tuvieron que construir embarcaciones hostigados por 6.000 guerreros nativos. El río era patrullado por indios hostiles. Continuaron por una zigzagueante ruta por tierras de los actuales Estados de Arkansas, Oklahoma y Texas. Se enfrentaron en dos grandes batallas a grandes contingentes de indios. En el invierno de 1541-1542, el estado de los conquistadores era deplorable y las enfermedades y el hambre, causaban estragos. Cuando propio Hernando de Soto cae enfermo nombra como sucesor a Luis de Moscoso Alvarado, sobrino de Pedro de Alvarado. De Soto muere el 21 de mayo de 1542. Abandonaron la idea de dirigirse por tierra a Nueva España a través de Texas. Volvieron a construir embarcaciones para descender el Misisipi. La expedición comandada por Moscoso llega al golfo de México el 18 de agosto de 1542. En septiembre llegan al asentamiento español de Pánuco, en la costa mexicana. Desde allí se dirige a la Nueva España del virrey Mendoza. La expedición llegó a recorrer cerca de 6.500 kilómetros.


[ Inicio | Expediciones | América | Nicuesa | Ojeda | Méndez | Aguirre | Gamboa | Ulloa | Chile ]