HISTORIA
DOCUMENTOS
Familia Medici




Giovani di Bicci de Medici. Retrato póstumo de Agnolo Bronzino. Museo Mediceo Giovanni di Averardo, llamado Bicci (1360-1429):
Se casó con Picardia di Odoardo Bueri. Desarrolló la banca familiar al tomar a su cargo los intereses de la Iglesia, y jugó la carta de defensor del pueblo, sin que por ello fuera seriamente molestado por sus adversarios, los oligarcas. Logró que la familia Medici fuera ganando apoyo de la clase popular frente a la oligarquía de los Albizzi. Por medio de su estilo de formas modestas consiguió avanzar de forma desapercibida.

    Los Médicis no provienen, como la mayor parte de los señores de Italia de aquel tiempo, ni de la nobleza feudal ni de una dinastía de caudillos o aventureros afortunados. Vienen del pueblo, y durante casi dos siglos edifican lenta y oscuramente su patrimonio con el comercio, y especialmente con el arte del cambio.(G.Papini)

Cosme el Viejo. Por Agnolo Bronzino. Museo Mediceo Cosme el viejo (Florencia 1389-Careggi 1464):
Gran hombre de negocios, controló por sí mismo todas las empresas de las que era socio principal y multiplicó su fortuna. Buscó el poder político, indispensable para la seguridad de sus negocios. Fue desterrado en 1433 por Rinaldo di Albizzi, jefe de la oligarquía. En 1434 entra triunfante en Florencia tras un año de exilio. Después de expulsar o hacer ejecutar a sus adversarios, dominó Florencia de modo discreto, contentándose con deformar con la ayuda de Luca Pitti, las instituciones tradicionales. Ejerció el poder político de una manera indirecta, nunca llegó a ejercer ninguna magistratura oficial (fue durante sólo 6 meses gonfaloniere de justicia). Manipulaba las elecciones con toda clase de métodos. Hizo atribuir las magistraturas a mandatarios suyos. Ayudado por un director general, Francesco Ingherami, establecido en Florencia, Cosme acrecentó su fortuna con una hábil y minuciosa gestión de la empresa familiar, que era a la vez banca, casa comercial y centro de fabricación. Partidario de la paz, aliado de los Sforza de Milán, banquero al servicio de la Santa Sede, de los reyes de Francia e Inglaterra y del duque de Borgoña Cosme realizó fructíferas transferencias de fondos; Su hijo Pedro se asoció con el papa (1466) para explotar el monopolio del alumbre, creado por Pío II a beneficio de una eventual cruzada. Los Médicis poseían en Florencia tres empresas de gran importancia. Vendían tejidos y orfebrería a las cortes de Europa, que recurrían para ello a su crédito. Con menos éxito organizaron servicios de transporte regulares con destino a Brujas, Constantinopla y Rodas. Para evitar correr la misma suerte que las grandes compañías del s. XIV, los Médicis adoptaron un estructura más dúctil, repartiendo sus diferentes actividades en filiales jurídicamente independientes de la casa madre de Florencia, pero en las que siempre poseían la mayoría de las acciones, lo que les permitía controlar su gestión. Cosme colocó una parte importante de sus ganancias en el Monte dei dotti, que tenía a su cargo los empréstitos de los negocios florentinos, o también en construcciones, palacios o villas campestres

    Mecenazgo:
    Admirador de la filosofía platónica, coleccionista de manuscritos antiguos y amante del arte, su fortuna le permitió ejercer un continuo mecenazgo. Fundó la academia platónica, cuya dirección confió a Marcilo Ficino, e hizo de Florencia la capital del humanismo. Colaboró en la terminación de obras maestras, como el Duomo o las puertas del Baptisterio, y financió los proyectos de artistas como Donatello, Fra Angélico y Michelozzo, que construyó para Cosme el Palacio-fortaleza de la vía Larga y la biblioteca de San Marcos. A su muerte recibió el título de Pater Patriae. La autoridad moral de los Médicis era tan grande que el hijo de Cosme, Pedro el Gotoso (Piero il Gottoso) pudo dirigir Florencia sin abandonar su casa. Notable obra social (escuelas, hospitales, servicios para indigentes). Apoyó a los artistas de su época. Encargó a Michelozzo el Palazzo Medici (1444).

Piero di Cosimo de Medici. Por Agnolo Bronzino. National Gallery Pedro el Gotoso (Florencia 1416-Florencia 1469):
Sucedió a su padre Cosme el Viejo durante un breve período de cinco años. Su hermano Juan (segundo hijo de Cosme) era estimado en Florencia por su simpatía y alegre temperamento pero los excesos en los placeres acabaron con su salud. Pedro poseía una gran habilidad para los negocios. Se casó con Lucrecia Tornabuoni, una notable intelectual florentina. Se esforzó en dar a sus hijos una completa formación. Supo en 1466 hacer frente a una gran conjura a pesar de encontrarse muy enfermo. Murió sin haber podido hacer testamento ni confesarse debido a que su enfermedad le impedía hablar. Su figura fue eclipsada al encontrarse entre las grandes personalidades de Cosme y Lorenzo.

    Encargo de obras de arte:
    Pedro que por su enfermedad se mantenía alejado de los negocios, se cerraba en su círculo de mecenas y de coleccionista, "Para recrear la mente y dar refrigerio a la naturaleza" (como escribía Filarete que le dedicó un tratado de arquitectura). Así fue como hizo decorar la habitación del joven Lorenzo con tres batallas de Paolo Uccello (1456-1457), hoy en Florencia, París y Londres), con un combate entre dragones y leones, una escena de la leyenda de Paris del mismo Uccello y una escena de caza de Pesellino. El estudio de Piero fue decorado (1450 aproximadamete) con terracotas de Luca della Robbia (en la bóveda estaban los meses, hoy en Victoria and Albert Museum de Londres). Para la sala de audiencias, Pollaiolo pintó tres grandes lienzos con los Trabajos de Hércules (1460). Al palacio llegó también un San Juan de Castagno, una Judith (1455) de Donatello (hoy en la plaza de la Signoria) colocada en el patio. (L.Berti) Encargó los suntuosos tabernáculos de Santa Annunziata y San Miniato y los frescos de Benozzo Gozzoli en el palacio familiar. Estuvo en contacto con muchos de los principales pintores de la época, entre ellos Domenico Veneziano y Filippo Lippi

Lorenzo el Magnífico. Por Agnolo Bronzino. Museo Mediceo Lorenzo el Magnífico (Florencia 1449-Careggi 1492):
Sucedió a su padre a los 21 años. Dotado de gran inteligencia, realizó durante su principado (1469-1492) el ideal del renacimiento italiano: poeta, filósofo, mecenas y diplomático, gozó de una popularidad real en Florencia y de gran prestigio en Europa. Fundó la biblioteca Laurencinana. La escuela del jardín de San Marcos, antecedente de la Academia de 1561, y que fundó para formar a los artistas, contaba entre sus alumnos a Miguel Angel. Escribió en sus Recuerdos "gran cantidad de dinero hemos gastado (nosotros los Medici) desde el año 1434 hasta hoy [1471] según se ve en un Cuadernucho... se ve una suma enorme, porque asciende a 663.775 florines... cosa de la que no quiero lamentarme porque hay muchos que prefieren tener una parte en la bolsa, yo juzgo que es de gran honor a nuestro estado y me parecen bien colocados". Llevó a cabo una intensa actividad diplomática y militar buscando el equilibrio entre los estados italianos. En su palacio crecieron dos papas, el hijo natural de Julián, Julio, más tarde papa Clemente VII, precedido en el papado por un hijo del mismo Lorenzo, Juan, Más tarde León X. Fue objeto de duras críticas por parte de Savonarola.

Pedro II (Florencia 1472-Cassino 1503):
Primogénito y sucesor de Lorenzo (1492-1494). Tenía escaso ingenio y era presuntuoso y altanero. Los florentinos excitados por la predicación de Savonarola, lo expulsaron (9 nov 1494) en el momento en que llegaba el rey de Francia Carlos VIII, a quien había cedido las fortalezas de Sarzana y Pietrasanta. Huyó a Bolonia a caballo, perseguido por la justicia y declarado rebelde. El palacio Medici fue saqueado y más tarde el gobierno subastó la mayoría de los bienes en Orsanmichele, disolviendo la mayor colección de arte del siglo XV recopilada a través de tantos años. Pedro intentó en vano restablecer su dominio. Su fortuna personal era escasa y carecía de cualidades políticas. A su muerte, la dirección de la familia pasó a su hermano menor, el cardenal Juan.

Juan (Florencia 1475-Roma 1521): Papa León X (1513-1521). Volvió a Florencia (1512) con el apoyo de las tropas españolas. Rompiendo con la tradición familiar, los Médicis ya no se apoyaron en el pueblo, sino en las grandes familias, que se unieron a ellos por miedo a los motines. Continuó gobernando Florencia tras ser nombrado papa en 1513 e intentó crear estados italianos para sus parientes, los dos mediocres personajes que fueron inmortalizados por Miguel Angel en San Lorenzo y por la dedicatoria del Príncipe de Maquiavelo:

  • Juliano (Florencia 1479-Roma 1516): convertido en duque de Nemours por Francisco I.
  • Lorenzo (Florencia 1492-Florencia 1519): hijo de Pedro. Recibió del papa el título de capitán general de la Iglesia y el ducado de Urbino (1515), del que se apoderó con ayuda de las tropas francesas. Casado con Madeleine de La Tour d'Auvergne (1518), sólo tuvo una hija, Catalina, futura reina de Francia.


Julio (Florencia 1478-Roma 1534): Bastardo de Juliano (el hermano de Lorenzo el Magnífico). Se apoyó en su primo de la rama menor, el condotiero Juan de las Bandas Negras. Convertido en Clemente VII (1523-1534). Junto con León X fue mecenas de Miguel Angel, Rafael, Giulio Romano y Sebastiano del Piombo. Tomó partido en favor de Francisco I contra Carlos V. Vio a Roma tomada y saqueada por las tropas de Colonna, y más tarde por los imperiales (1526-1527), y tuvo que someterse en adelante a la alianza imperial. Coronó al emperador en Bolonia (1530). Durante su pontificado progresó el protestantismo. En 1529 Enrique VIII decidió divorciarse de Catalina de Aragón para incrementar su descendencia que se limitaba entonces a su hija María. Clemente VII no se atrevió a contrariar a Carlos V y se negó a conceder la anulación del matrimonio. En 1531 Enrique VIII obligó a la Iglesia de Inglaterra a reconocerle como su jefe supremo. Su nueva pasión por Ana Bolena le decidió a romper con Roma (1533). Aunque los seis artículos de 1539 condenaban las principales doctrinas reformadas, el cisma anglicano abrió el país a las influencias protestantes. Los acontecimientos que se precipitaron acabaron con confiscaciones de los bienes eclesiásticos y el ajusticiamiento de Tomás Moro. Su retrato por Bronzino se encuentra en el palacio Riccardi de Florencia. Confió Florencia a los cardenales, quienes la administraron en nombre de dos bastardos:

  • Hipólito(Urbino 1511-Itri 1535): Nombrado cardenal, Intrigaba contra Alejandro duque de Florencia
  • Alejandro (1510-1537): De filiación incierta. NombrÑdo „uqu%lô%UrbMÿ .gP` ªq3Ocè` }ì7áN57n(X.nJoven e influenciable, sufrió el control de León X. Impuesto por Carlos V a los florentinos tras el asedio y rendición de la ciudad. Duque de Florencia (1532-1537). Brutal y libertino. Se casó con Margarita de Austria, hija natural de Carlos V. En 1534 construyó la Fortaleza de San Juan (Fortezza da basso) para aplastar posibles sublevaciones. Murió asesinado por su primo Lorenzino.

Clemente VII se unió a los enemigos de Carlos V, quien envió contra él tropas protestantes: Juan de las Bandas Negras fue muerto (1526), Roma saqueada (1527), y Florencia expulsó a los Médicis y proclamó la república (1527-1530). Carlos V, reconciliado con el papa, impuso a los rebeldes el dominio de Alejandro, convertido en duque de Florencia (1532-1537), y prometido a su hija natural Margarita (1531).

Cosme I (Florencia 1519-Villa di Castello 1574):
Hijo de Juan de las Bandas Negras (Giovanni dalle Bande Nere). Duque de Florencia (1537-1569), gran duque de Toscana (1569-1574) Escogido como soberano por los florentinos tras el asesinato de Alejandro a manos de Lorenzino. Carlos V le impuso la presencia de guarniciones españolas. Defendió por medio del terror su poder, amenazado por el intento de restauración republicana de los Strozzi (vencidos en Montemurlo en 1538). Centralizó el poder político y económico, e intentó convertir a Florencia en el centro comercial de la península. Suele atibuirse a este régimen la decadencia del arte en Florencia. Aunque Cosme fundó la Academia (1561), y convirtió el palacio Pitti, donde vivía, en una pinacoteca, rodeada de los jardines Boboli. La intervención francesa en Siena le valió extender su dominio al conjunto de Toscana (1559). Pío V le concedió el título de gran duque (1569). Reunió a los principales artistas del Renacimiento tardío florentino, especialmente Pontormo, Bronzino, Ammanati, Cellini, Giovanni Bologna y Vasari, y sentó las bases de la colección de los Ufizzi. Encargó a Vasari la decoración del Palazzo Vecchio y la construcción de los Uffizi (1559). Casó con Leonor de Toledo.

Francisco (Florencia 1541-Florencia 1587): gran duque de Toscana (1574-1587), se proclamó vasallo del rey de España. Al morir sin hijos, el trono pasó a su hermano Fernando I.

Fernando I (Florencia 1549-Florencia 1609): gran duque de Toscana (1597-1609) abandonó la púrpura cardenalicia. Construyó el puerto de Livorno, e inició una política independiente, fundada en la entente con Francia: Enrique I casó con su sobrina María en 1601. A su muerte se afirmó la decadencia.

Cosme II (Florencia 1590-Florencia 1621): gran duque de Toscana (1609-1621). Cerró la banca Médicis, que juzgaba indigna de un soberano; se interesó, sin embargo, por el comercio de sus súbditos, a quienes protegió contra los bereberes y los turcos.

Fernando II (Florencia 1610-Florencia 1670): gran duque de Toscana (1621-1670), dominado por el clero fue incapaz de proteger a Galileo, al que admiraba.

Leopoldo (1617-1675): Fundó la gran colección de autorretratos de artistas de los Ufizzi.

Cosme III (Florencia 1639-Florencia 1723): gran duque de Toscana (1670-1723), de gran fervor religioso, se dejó manejar del mismo modo que su padre

Gian Gastone (Florencia 1671-Florencia 1737): Último gran duque de Toscana de la dinastía Médicis (1723-1737). Fue un hombre capaz. Desinteresado de la política. Muerto sin descendencia, su herencia pasó al duque de Lorena. La hermana de Gian Gastone, la princesa palatina Anna Maria Luisa 1667-Florencia 1743), la última de los Médicis, legó el tesoro de las colecciones familiares al estado toscano.
....
Catalina de Médicis (1519-1589): Esposa de Enrique II, rey de Francia. Dotada de un notable sentido político.
Maria de Médicis (1573-1642): Conocida en Francia como Marie de Medicis. Hija de Francesco, gran duque de Toscana. Fue reina de Francia (1600-1610) por su matrimonio con Enrique IV. Rubens realizó un gran ciclo de pinturas sobre su vida (Louvre).


[ Menú | Sicilia | Galileo | Renacimiento | Venecia | Génova | Savonarola | Maquiavelo | Toscana | Comercio | Notas ]