HISTORIA
DOCUMENTOS
Abandono del Patrón-oro



Oro Desaparición del Patrón-oro:
En la década de 1950 la URSS traspasó sus reservas en dólares desde EE.UU. a bancos europeos por temor a un embargo (origen de los eurodólares). No fue un movimiento físico de dólares, que no abandonan EE.UU. sino que cambia el lugar de reconocimiento de la titularidad. Desde 1960 se acentuó la desconfianza por el crecimiento del peso del dólar dentro del Patrón de cambios-oro. Ese año las reservas de Fort Knox se hicieron menores y en la Bolsa de Londres el oro rebasó la paridad de 35 dólares la onza. Se creó el Pool del Oro con los bancos centrales más importantes de Europa para mantener el precio vendiendo oro en el mercado libre a más de 35 dólares. En 1967 Francia abandona el poco efectivo Pool, que se suprime en 1968, año en el que entra en vigor el nuevo mecanismo de los DEG, que se revelaron insuficientes para afrontar las necesidades de liquidez monetaria internacional. Empeoró la situación el aumento del déficit de la balanza de pagos de EE.UU., por los gastos militares en Vietnam y por el expansionismo de las transnacionales norteamericanas. Entre 1949 y 1968 los dólares-billete en el exterior de EE.UU. pasaron de 6.400 a 35.700 millones mientras que las reservas de oro en poder de EE.UU. pasaron de 24.600 a 10.400 millones de dólares. Ese volumen de dólares circulando fuera de EE.UU. -enormemente ampliado desde 1973 con el reciclado de los petrodólares acumulados por los países de la OPEP- sería el origen del mercado de eurodólares, es decir, de créditos concedidos por la banca comercial de ámbito internacional. De este modo empezó a aceptarse la realidad de los hechos, al acabar con la ficción que se prolongaba desde finales de la década de 1960. La presión especulativa sobre el dólar se había hecho irresistible. Durante los siete primeros meses de 1971, los bancos centrales de Japón y de Europa Occidental -excepto Francia- habían realizado grandes compras de la moneda norteamericana para sostener su credibilidad y en fin de cuentas apoyar su paridad oro de 35. Seguir en esa política era inútil frente a la avalancha de dólares que las empresas multinacionales y los países árabes presentaban para su cambio en DM o en Yens. Aparte de que el Deutsche Bundesbank y el Banco de Japón se cargaban de dólares, la presión del dólar no cesaba, por la persistencia de rumores sobre una inevitable devaluación del mismo y de revaluaciones del DM y del Yen. Pero en realidad, la inconvertibilidad del dólar (Nixon suspendió la convertibilidad en 1971) por sí sola no resolvía nada. Significaba, por el contrario, una mayor dificultad en la cooperación de los bancos centrales europeos y de Japón, que ahora en ningún caso podrían convertir sus ingentes stocks de dólares. La verdad es que los abusos de EE.UU. respecto de los pactos de Bretton Woods habían sido demasiado graves como para resolverlos con simples reajustes. El precio del oro en el mercado libre, por primera vez en la historia, llegó a 134 en los primeros meses de 1973. Esto significaba una amenaza seria para el doble mercado del oro, establecido en 1968. La diferencia entre precios libres y mercado libre era demasiado grande para mantener la ficción. Y por ello, el 14 de noviembre de 1973 se adoptó la decisión de suprimirlo, permitiéndose desde entonces a los bancos centrales liquidar sus reservas metálicas al precio libre, sin ninguna cortapisa. De hecho, con esta medida se daba un paso importante en la desmonetarización del oro, en su abandono como patrón monetario. Así pues, a partir del 14 de noviembre de 1973, las paridades oro fijadas en el FMI se convirtieron en puramente simbólicas. Del patrón fiduciario Dólar, se pasó definitivamente al Patrón Dirigido Dólar. Ya no había ninguna cortapisa para la expansón de la moneda de EE.UU. en el mundo, y de hecho su banco central (el Sistema de la Reserva Federal) podría funcionar como un banco central mundial, pasando a ser el dólar una moneda de prácticamente curso forzoso para todas las transacciones internacionales. El valor del oro en dólares, según las cotizaciones de los distintos centros financieros (dólares por onza troy de 31,1 gramos), sigue siendo una referencia básica para estimar la tendencia al alza o a la baja de la principal moneda de reserva. Desde el punto de vista financiero, es un activo que históricamente ha servido como instrumento de cobertura por su resistencia a la inflación y por su beta negativa. La aparición de otros instrumentos de cobertura como las opciones y futuros, ha reducido su papel en las carteras de los grandes inversores.

Conferencia de Bretton-Woods (1944):
Al finalizar la II Guerra Mundial EE.UU. disponía del 85% del oro que había en el mundo. Con tal cantidad podía dar pleno respaldo a su moneda y proponer un sistema monetario internacional basado en la supremacía del dólar. Celebrada en Bretton-Woods (New Hampshire, EE.UU.) entre el 1 y el 22 de julio de 1944, reunió a los representantes de 44 naciones aliadas, al objeto de definir una política monetaria y comercial para después de la Guerra Mundial, cuyo fin ya se veía como próximo tras la invasión de Europa (el día D, el 6-julio 1944). Marcó el origen de la creación del Fondo Monetario Internacional (FMI, en cuya concepción se enfrentaron el Plan White y el Plan Keynes) y del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), que se conocen como instituciones de Bretton Woods. Se conoce como orden de Bretton Woods la disciplina internacional de cambios fijos allí preconizada para el Sistema Monetario Internacional, y que de hecho funcionó entre 1948 y 1971. Se basó en un sistema de patrón de cambios-oro, en el cual todas las monedas de los socios debían ser convertibles al dólar, siéndolo éste a su vez al oro a un precio fijo. Tras la segunda devaluación del dólar (1973) los cambios flotantes se generalizaron.

Reducción en la extración en la década 1990:
En 1995 se extraía unas 2.000 t, 522 t de las cuales eran sudafricanas (25%). Le seguía EE.UU. con un 14,9%, Australia con un 12,1%, China, con un 7,7% y Rusia con un 6,2%. En 1996 su precio alcanzó los 460$/onza pero experimentó desde entonces un retroceso muy considerable. En 1997 alcanzó la cifra más baja en 18 años (285$). Las causas fueron la fortaleza del dólar, las mejores perspectivas de las inversiones en bolsa, los stocks que mantuvieron los bancos centrales y las exportaciones incontroladas de los antiguos países socialistas. La mitad de las minas de oro redujeron sus actividades.


[ Inicio | Sociedad | Eldorado | Mercantilismo | Casa Contratación | Cochinilla | Especias ]