USA
J.F.Kennedy



Richard Nixon (1913-1994):
Ocupó la presidencia de EE.UU. de 1969 a 1974. Nació en la localidad californiana de Yorba Linda, el 9 de enero de 1913. A los 24 años se licenció en la Facultad de Derecho de la Universidad Duke (Durham, Carolina del Norte). Al no lograr ingresar en un despacho de abogados de Wall Street (Nueva York) tras su licenciatura, Nixon volvió a la ciudad californiana de Whittier (condado de Los Ángeles), donde había cursado sus primeros estudios, para ejercer la abogacía. Se alistó en la Armada en 1942 y fue destinado al Pacífico sur durante la II Guerra Mundial, alcanzando el grado de capitán de corbeta. Regresó a Whittier en 1946 tras completar su servicio militar y fue elegido miembro republicano de la Cámara de Representantes un año más tarde. Entre 1948 y 1949 Nixon adquirió fama nacional como miembro del Comité de Actividades Antiamericanas, durante la investigación sobre las supuestas actividades de espionaje soviético llevadas a cabo por Alger Hiss. En 1951 resultó elegido senador, después de una campaña en la que destacó por su ideología anticomunista.

Vicepresidencia:
En 1952 obtuvo la nominación republicana como aspirante a la vicepresidencia en la candidatura presidencial de Dwight David Eisenhower. Al descubrirse que, siendo senador, Nixon había aceptado 18.000 dólares para “gastos políticos” de manos de empresarios californianos, estuvo a punto de ser expulsado del Partido Republicano. La defensa que de sí mismo hizo Nixon salvó su carrera política. Desde su cargo de vicepresidente, que comenzó a ejercer en 1953, durante el primer mandato de Eisenhower, pasó a ser el vigoroso portavoz de los postulados republicanos. Además, inició su actividad de política internacional al visitar numerosos países, incluida la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Una espontánea discusión mantenida en ese país con el primer ministro soviético Nikita Jruschov se publicó en todo el mundo en julio de 1959. Su hostilidad hacia el dirigente cubano Fidel Castro en la reunión que mantuvieron ese mismo año, ha sido considerada por muchos analistas como motivo fundamental para que el régimen encabezado por aquél buscara la alianza con la URSS. Poco antes de que finalizara el segundo mandato de Eisenhower, en 1961, y por tanto la segunda vicepresidencia consecutiva de Nixon, éste consiguió fácilmente la nominación republicana en 1960 para las elecciones presidenciales de ese año. Sin embargo, la experiencia y el relieve de Nixon fueron oscurecidas por la figura del demócrata John Fitzgerald Kennedy, quien le venció por un estrecho margen de votos. Derrotado asimismo en las elecciones para el cargo de gobernador del estado de California en 1962, Nixon anunció con irritación su retirada de la política activa, aunque conservó su poderosa influencia en el Partido Republicano. Hacia 1968 decidió afrontar una nueva campaña para la presidencia, esta vez con una nueva imagen que le presentaba más maduro y moderado. Con Spiro Theodore Agnew como candidato a la vicepresidencia, los republicanos hicieron un hábil uso de la televisión, sacaron provecho del descontento nacional por la guerra de Vietnam y se beneficiaron de las divisiones en el seno del Partido Demócrata. En las campañas de 1968 y 1972 pueden notarse signos de la Southern Strategy en candidatos como Nixon y Goldwater. Tras el desmantelamiento de las leyes Jim Crow en los estados del sur se producen tensiones y muestras de falta de satisfacción política. La Southern Strategy estaba destinada a ganar votos para el Partido Republicano entre el electorado de ideas supremacistas del sur. Nixon derrotó a Hubert Horatio Humphrey por una diferencia de unos 500.000 votos.

Presidencia:
En el año del inicio de su mandato presidencial, 1969, Nixon reorganizó el funcionamiento gubernamental, delegando cuestiones rutinarias y la mayor parte de los asuntos administrativos en hombres de su plena confianza, como H. R. Haldeman, John Ehrlichman y Charles Colson. Esto le permitió dedicarse íntegramente a la política internacional. Asimismo, el programa de exploración espacial consiguió un significativo logro: la nave tripulada Apolo 11 llegó a la Luna y permitió que un ser humano pusiera por vez primera sus pies sobre la superficie del satélite natural de la Tierra, en julio de 1969. Con la ayuda de Henry Alfred Kissinger, su asesor de máxima confianza en política exterior (y secretario de Estado desde 1973), redefinió el papel de Estados Unidos en las relaciones internacionales, sugiriendo limitar los compromisos estadounidenses.

Vietnam:
Ordenó una retirada gradual de los más de 500.000 soldados estadounidenses, pero la guerra se prolongó durante cuatro años durante los cuales los combates continuaron en pleno apogeo mientras las bajas estadounidenses seguían aumentando. Autorizó la incursión de tropas estadounidenses en Camboya en 1970, así como el bombardeo de Hanoi y el minado del puerto de Haiphong en 1972. En 1972 se lanzó medio millón de toneladas de bombas sobre Camboya, país neutral en el conflicto. Tales medidas eran muy impopulares pero las consideró como un medio para llegar a un acuerdo negociado por el que todas las tropas de EE.UU. se retirarían y todos los prisioneros de guerra estadounidenses serían liberados antes de finales de marzo de 1973. Funcionarios de la Casa Blanca testificaron que en 1972 habían falsificado documentos para implicar al presidente Kennedy en el asesinato del presidente survietnamita Diêm (1963). Las grabaciones de la Casa Blanca pusieron en evidencia graves engaños a la opinión pública sobre hechos relevantes del conflicto. Los papeles del Pentágono pusieron en evidencia la difusión continua de una falsa realidad.

Política Exterior:
El mayor éxito de Nixon fue su aproximación y apertura de relaciones con la República Popular China. En 1971 puso en marcha el golpe contra Allende diciéndole al jefe de la CIA Richard Helms haz que la economía grite de dolor. Envió a Kissinger a negociar en secreto con el primer ministro chino Zhou Enlai en julio de 1971. Su visita a China en 1972, durante la cual se entrevistó con el principal dirigente de ese país asiático, Mao Zedong, fue un triunfo diplomático que contradecía su ferviente anticomunismo. En mayo de 1972 viajó a Moscú, la capital soviética, para negociar el primer paso para un acuerdo sobre limitación de armas estratégicas (que ponía fin a las conversaciones conocidas bajo las siglas SALT I), anunciando la era de la distensión en la Guerra fría, caracterizada por la búsqueda de un acuerdo entre las dos superpotencias y el esfuerzo por reducir el riesgo de una guerra nuclear. En Oriente Próximo, estableció relaciones con Egipto a la vez que mantenía los compromisos adquiridos con Israel. Tras la guerra del Yom Kipur (1973), EE.UU. reemplazó a la URSS en el papel de potencia influyente en Egipto. En 1972 disponía de logros como para encarar con confianza la reelección presidencial. Podía exhibir sus éxitos diplomáticos, tras sus visitas a Pekín y Moscú, y disfrutaba de su máxima popularidad. Derrotó ese año al senador demócrata George Stanley McGovern por una de las mayores diferencias de votos en la historia de las elecciones presidenciales.

Política interior:
Adoptó el denominado Nuevo Federalismo, un programa que asignó 30.000 millones de dólares para las necesidades de los estados y sus ciudades. A pesar de adherirse al tradicional conservadurismo fiscal de su partido, Nixon no poseía un programa económico definido. Tras propugnar en un primer momento un presupuesto equilibrado, aumentó el déficit público. Decidido a controlar los precios y los salarios para detener la creciente inflación, dio marcha atrás en agosto de 1971. Su política económica fue osada pero inconsistente y, debido en parte a una rápida subida del precio del petróleo, no pudo evitar una recesión económica en 1974. Nixon adoptó, por lo general, una postura pasiva en relación con los esfuerzos de la población negra estadounidense por lograr la igualdad educativa, económica y social. Las grabaciones lo registraron refiriéndose a los afroamericanos con expresiones racistas.

Dimisión:
El 9 de agosto de 1974, Nixon pasó a ser el primer presidente de EE.UU. que presentaba su dimisión. Tuvo que hacer frente a una acusación por su supuesta implicación en un allanamiento ocurrido en la sede electoral del Partido Demócrata. Aunque proclamó su inocencia, ciertas grabaciones demostraron que había organizado una coartada con respecto al papel de su gobierno en este allanamiento y había ordenado al FBI detener las investigaciones al respecto. Las grabaciones publicadas con posterioridad a su muerte tenían la capacidad de deteriorar su imagen aún más. (Fuente: Encarta)


[ Inicio | Sociedad | Nuclear | Nacionalismo | Fundamentalismo | Roosevelt | Luther King ]