HISTORIA
DOCUMENTOS
La pérfida Albión



La pérfida Albión:
Se atribuye a Napoleón, sin el menor fundamento, esta expresión, luego tan usada, que indica en principio la antigua desconfianza francesa hacia Inglaterra. Albión es el nombre dado a Inglaterra a causa de la blancura de sus rocas en la costa de Dover contempladas desde el canal de la Mancha. Hay también quien pretende que Albión viene del gigante Albión, hijo de Neptuno, que luchó con Hércules y cuando parecía que iba a vencerle, fue lapidado por orden de Júpiter. En este caso se llamaría Albión a Inglaterra por ser una isla, una potencia marítima hija de los mares. El caso es que en algunos autores antiguos existe la expresión Albión inferior y Albión ulterior aplicados a Inglaterra y Escocia respectivamente. La palabra Albión fue usada sobre todo en la poesía francesa. La adjetivación de pérfida es muy anterior a Napoleón. En un texto de Bossuet, El primer sermón sobre la circuncisión, dice textualmente: «Inglaterra, la pérfida Inglaterra a quien los mares hicieron inaccesible a los romanos y donde la fe del Salvador es aborrecida». Sin embargo, la manera de emplear esta frase hace que quizás el calificativo de pérfido sea anterior. El caso es que en el Calendrier Républicain el de febrero de 1793 unos versos firmados por un tal Ximénez decían:

    Attaquons dans ses eaux la perfide Albion
    Que nos fastes s’ouvrant par sa destruction
    Marquent les jours de la victoire.

Después de todo esto, bien claro está que no es originaria de Napoleón esta frase, que luego ha sido usada en varios países y también en el nuestro, de tal manera que se ha convertido en un tópico. (Luján)


El hundimiento del último barco de Trafalgar (1949):
En cuanto a la suerte de los navíos capturados, decir que tras ser reparados e integrados a la Marina británica, algunos llegaron a ocupar un destino prestigioso, como el San Ildefonso, que pasó a ser buque de recepción en Portsmounth, manteniendo su nombre hasta su desguace en 1816. Pero no lo fue en absoluto para el Bahama, que acabó sus días siendo buque prisión en Midway. O el lamentable fin del Duguay Trouin, víctima de suspicacias. Rebautizado como HMS Implacable durante cerca de 150 años, este buque, estuvo expuesto junto al Victory. Tras la Segunda Guerra Mundial, los ingleses, en un gesto de amistad, posiblemente mal interpretado por el gobierno del general De Gaulle, ofrecieron su devolución; mas, influenciados los franceses por la corriente chovinista del momento, rechazan lo que consideraron una ofensa. Por ello, en 1949, ceremonialmente, cuan reo que sube al patíbulo, el Duguay Trouin es remolcado a un lugar del canal de la Mancha y echado a pique, pasando de esta manera a incorporarse en el último puesto de la lista de los navíos de la flota combinada hundidos por los ingleses tras el combate de Trafalgar. (Miguel Aragón)


Mensaje intimidatorio de Nelson a Santa Cruz de Tenerife (1797):
[...] he venido a exigir la inmediata entrega del navío Príncipe de Asturias, procedente de Manila y con destino a Cádiz, perteneciente a la Compañía de Filipinas, junto a su entero y completo cargamento, y así mismo todos aquellos cargamentos y propiedades que hayan podido ser desembarcadas en la isla de Tenerife, y que no sean para el consumo de sus habitantes. Y, siendo mi ardiente deseo que ni uno sólo de los habitantes de la isla de Tenerife sufra como consecuencia de mi petición, ofrezco los términos más honrosos y liberales; que si son rechazados, los horrores de la guerra que recaerán sobre los habitantes de Tenerife deberán ser imputados por el mundo a vos, y a vos únicamente; pues destruiré Santa Cruz y las demás poblaciones de la isla por medio de un bombardeo, exigiendo una muy pesada contribución a la isla. (Horacio Nelson)

Ataque de Francis Drake a Santo Domingo (1586):
[...] Colocó su cuartel general en la catedral, después de destrozarla y saquear los altares, imágenes y lápidas en busca de todo lo que brillara, mientras los detenidos se amontonaban en la cripta. Un marinero inglés describió esta escena: "Quemamos todas la imágenes de madera. Destruimos todo lo que existía en el interior de las iglesias y encontramos muchas vajillas, monedas y perlas escondidas". Ordenó que en el cementerio, situado en la actual plaza de los Curas, fueran removidas las tumbas por si algunas ocultaban objetos de valor. En la cercana Casa del Cordón instaló una balanza para pesar la cantidad exacta de oro y joyas que cada ciudadano debía entregar hasta completar la cantidad de 25.000 ducados. Este era el precio que él había exigido -a todas luces imposible de pagar- para no arrasar la ciudad y matar a sus habitantes. Las guías y libros anglófonos narran que fueron colgados o pasados por las armas "algunos oficiales españoles". No hablan de los numerosos muertos causados en la población civil, entre ellos, Francisco Tostado, primer profesor nativo de la universidad dominicana. (Jos Martín)


Saqueos de Cavendish en Chile (1587):
Para dar protección a la zona estratégica del estrecho de Magallanes se ordenó la fundación de los asentamientos "Nombre de Jesús" y "Rey Felipe" cuya población se fue extinguiendo por las duras condiciones climáticas. Sólo 18 supervivientes ven en enero de 1587 las figuras de tres buques que resultaron ser ingleses al mando del sangriento pirata Thomas Cavendish, que sólo embarca a tres españoles dejando a 14 hombres y 3 mujeres en el mayor desamparo. Cavendish parte rumbo a "Rey Felipe" para ver solo cadáveres en descomposición. Destruye lo que queda, rapiña enseres, cadenas, y se lleva la artillería destinada a impedir saqueos. Cavendish coloca una leyenda y rebautiza la ciudad "Port Famine", cruza el estrecho y se dispone al saqueo de la costa del Pacífico.


Términos de capitulación de Gibraltar (1704):
La fuerza enemiga instó a la rendición, haciendo llegar a los defensores la carta del Archiduque de Austria, Carlos III de España, fechada en Lisboa el 5 de mayo de 1704. En esa carta se promete a cuantos quieran quedarse en la ciudad los mismos privilegios que tenían en tiempo de Carlos II, permaneciendo intactos la religión y los tribunales. La guarnición de Gibraltar contestó que seguía a Felipe V. Reiterada y desobedecida de nuevo la orden de rendición de la plaza, a las cinco de la mañana del 3 de agosto comenzó el bombardeo naval. Duró cinco horas, y 900 cañones hicieron 3.600 disparos. Las mujeres y los niños se refugiaron en el Santuario de Nuestra Señora de Europa. El día 4 se negoció la capitulación, y la plaza fue ocupada en nombre de Carlos III, Rey de España (el archiduque Carlos). Después vino lo peor. Rooke tomó la bandera inglesa, arrancó de cuajo la que antes había izado el Landgrave y colocó la suya, haciéndola tremolar tres veces y tomando posesión de la ciudad en nombre de Ana, Reina de Inglaterra. Luego comenzó la destrucción del santuario por los anglicanos, enemigos del catolicismo, la violación de las mujeres y el éxodo de los nuestros, que en masa se trasladaron a la ermita de San Roque, fundando en su contorno una ciudad en la que reside la muy noble y más leal ciudad de Gibraltar, donde se conservan y guardan -en una espera que ya se torna impaciente- la llave de la fortaleza y el pendón bordado en Tordesillas por doña Juana la Loca. (Foro Arbil)


Hostigamiento en aguas canarias (1797):
[...] No bien se verificó cerca del Cabo de S.Vicente el fatal desastre de nuestra armada, quando se vieron infestados estos mares de estos codiciosos y arrogantes Cartagineses que insolentes con su victoria, y seguros de no encontrar fuerzas navales que los intimidasen, mostraron al descubierto el genio que los caracterizaba. No se contentaron con interceptar el comercio, apresar, o ahuyentar nuestros barcos, quemar los que hacían la pesca en Berbería y nos traían de allí nuestro más común y necesario mantenimiento; hicieron más todavía: un mediano bergantín apenas armado en guerra y quizá con solos marineros, se atrevió a hacer en Canaria un desembarco, entrar y saquear aldeas, y poner fuego a casas y algunas mieses: unos quantos botes protegidos de dos fragatas de treinta y seis no más, sacaron de debaxo el cañón de Santa-Cruz en la madrugada del dies y ocho de Abril la muy interesada fragata del comercio de Filipinas, que se había acogido a este puerto. [...] Esta nación, quizá la más interesada, afecta ser siempre la menos, y la que por un pequeño interés de comercio hace la guerra a las otras naciones y les usurpa sus mejores establecimientos ultramarinos so color de frívolos pretextos, se empeña en parecer la más generosa siempre, de manera que en tocándola por esta parte, si no tiene modo de disimular su codicia, lo pierde todo por no perder el crédito de generosa. (Fr.Domingo Hernández)

Gandhi (24/12/1940):
Una quinta parte de la raza humana ha sido aplastada bajo la bota británica empleando medios que no superan el menor examen. Ahora bien, nuestra resistencia no significa daño para el pueblo británico. Tratamos de convertirlos, no de derrotarlos en el campo de batalla. La nuestra es una rebelión no armada contra el gobierno británico. Pero los convirtamos o no, estamos totalmente decididos a conseguir que su gobierno sea imposible mediante la no colaboración no violenta. [...] Durante el último medio siglo hemos estado intentando liberarnos del gobierno británico. El movimiento por la independencia no ha sido nunca tan fuerte como ahora. El Congreso Nacional Indio, que es la organización política más poderosa, está tratando de conseguir este fin. Hemos logrado un éxito muy apreciable por medio del esfuerzo no violento. Estamos buscando los medios correctos para combatir la violencia más organizada en el mundo, representada por el poder británico. (M.Gandhi)


Veto de De Gaulle al ingreso en la incipiente CEE (1963):
La visita a Moscú [gestiones de McMillan en representación de la OTAN] no aportó nada (tampoco la cumbre de las grandes potencias, celebrada en París en 1960), pero fue un error costoso, pues convenció a Adenauer de que Gran Bretaña en general y Macmillan en particular eran socios poco fidedignos, que podían concertar acuerdos con Rusia a espaldas de Alemania y a su costa. En suma, reavivó su anglofobia. Percibió a Gran Bretaña como una especie de estafador internacional, que aspiraba a una jerarquía que no se justificaba por sus recursos ni por sus esfuerzos. «Inglaterra», escribió, «es como un rico que ha perdido toda su propiedad, pero no lo comprende». Afirmó que sus tres antipatías principales eran «los rusos, los prusianos y los británicos». Macmillan intentaba aprovecharse «de nosotros, los pobres y tontos continentales». La política británica era sencillamente ein einziges Feilchen, una gran farsa. Durante sus frecuentes y largas charlas, de Gaulle manipuló hábilmente la antipatía y las sospechas de Adenauer. Finalmente, en julio de 1961, Macmillan solicitó el ingreso de Gran Bretaña en la Comunidad Económica Europea; en ese momento ya era una comunidad funcional, que comenzaba a estabilizar sus modalidades. El ingreso de Gran Bretaña implicaba cambios estructurales que amenazaban el delicado equilibrio de las ventajas francogermanas. Cuando se manifestó con claridad esta cuestión, de Gaulle vetó el ingreso de Gran Bretaña en el curso de una espectacular conferencia de prensa el 14 de enero de 1963. Afirmó que si Gran Bretaña ingresaba, sería en la condición de un caballo de Troya, y «en definitiva esto se asemejaría a una colosal Comunidad del Atlántico, bajo la dependencia y el liderazgo norteamericanos, los que pronto se tragarán completamente a la Comunidad Económica Europea». Ese estado de cosas amenazaría «la amistad de Alemania y Francia, la unión de Europa como los dos países la desean y su acción común en el mundo», que se apoyaba en «una incomparable base popular». Con gran pesar de Gran Bretaña, Adenauer manifestó su aprobación silenciosa al non francés. (Paul Johnson)


Avería del submarino Tireless:
Gibraltar era un abuso anglo y ahora vemos las consecuencias con el submarino Tireless, que está ahí como una sirena varada y macho, averiado en Gibraltar, ballena suicida que ha venido a morir al costado frío del Imperio, contaminando, impurificando, envenenando, matando... El cínico Churchill, el gentil mister Eden, con pluma y plátano, la citada Thatcher, doble de la reina en versión Cruella de Ville, no le devolvían Gibraltar a Franco, el último fascista de Europa, pero tampoco se lo devolvieron a Suárez ni a la democracia que trajo. Blair es muy colegui de Aznar, pero con Gibraltar no tiene un detalle, o sea que no se estira. Los ingleses amarracos y pirateros nos han dejado ahí, al arrimo de la Andalucía prefinal y desolada, una cacharra de inmersión y contaminación, una mierda en pedazos, algo que está envenenando los mares de Alberti y los cielos de España. (F.Umbral, 2000)


Estrechas relaciones (2016):
Mucho han cambiado las cosas en las últimas décadas. Hallarse en el seno de la UE hace necesario armonizar políticas, prácticas y posturas en ámbitos muy diversos. Junto con EE.UU., Reino Unido es el principal destinatario de la inversión española. Casi 300.000 británicos residen en España y más de 700 empresas inglesas operan en España país. Más de 200.000 españoles residen en Reino Unido y son 300 las empresas españolas que desarrollan allí su actividad. Importantes empresas establecieron vínculos comunes. Es el caso de British Airways e Iberia, Telefónica y O2, Iberdrola y Scottish Power, Santander y Abbey National e incluso Sabadell y TSB. Las relaciones comerciales entre Reino Unido y España reportan conjuntamente 55.000 millones de euros al año. En 2015 la balanza comercial entre ambos países fue favorable a España por noveno año consecutivo. Solo en el primer semestre de 2016, el valor total de las exportaciones e importaciones españolas con Reino Unido fue de 10.043 y de 5.657 millones de euros respectivamente, marcando un superávit comercial que arroja un crecimiento del 4,4% interanual. El turismo sumó más de 15,5 millones de turistas en 2015 que gastaron unos 14.000 millones de euros, el 20,9% del total de ingresos turísticos en España. Poco después de anunciado el Brexit el ministro Margallo dio un discutido paso diplomático usando un tono poco conciliador respecto a Gibraltar.


[ Inicio | Documentos | Napoleón | Nelson | Piratas | Piratas ingleses | Corsarios | Drake | Blake | Genings ]