HISTORIA
Estados Unidos
Rebelión de las 13 colonias



George Washington cruzando el Delaware Orígenes de la rebelión:
En el s.XVII el Parlamento británico fue el motor de las revoluciones políticas inglesas. Era el principal instrumento con el que la burguesía moderaba el poder real. Vencedor de dos revoluciones políticas, la de 1648 y la de 1688, era una institución bien consolidada que incluso había conseguido acabar con las pretensiones absolutistas (1625) de Carlos I con su ejecución. Con su subida al trono (1760), Jorge III intentó restaurar la prerrogativa real o gobierno directo pero encontró gran resistencia. Quiso recuperar poderes reales apoyándose en el partido Tory bajo el control de William Pitt. La rebelión de las colonias americanas (1774) le obliga a renunciar a sus planes y a buscar más apoyo del Parlamento.

A mediados del s.XVIII las 13 colonias inglesas tenían una población de 2 millones de habitantes, una rica economía y una cierta libertad política. La victoria sobre los colonos franceses de Canadá eliminó una amenaza y les dio una conciencia colectiva. La guerra con Francia había sido costosa para Inglaterra y quiso resarcirse con nuevos impuestos y monopolios comerciales sobre las colonias. La protesta de los colonos consiguió la anulación de los impuestos salvo una tasa simbólica sobre el té. La minoría ilustrada se sintió herida en sus derechos y organizó una campaña de protesta contra las medidas de Inglaterra. En 1770 reinaba en Boston una gran tensión por la elevación de los impuestos y un encuentro con soldados británicos produce cuatro muertos y causa gran impresión entre los colonos. En 1773 volvieron a estallar nuevos motines arrojando los colonos varios sacos de té al mar. La dura represión de las tropas inglesas fue un exceso que precipitaría la independencia. Los colonos se organizaron y pidieron la ayuda exterior. En el III Congreso de Filadelfia de 4 de julio de 1776 se formuló una Declaración de Independencia y otra de Derechos Humanos.

Levantamiento de los rebeldes contra la metrópoli (1774-1776):
1774 - 1 de junio: Los ingleses cierran el puerto de Boston en represalia contra los colonos americanos, quienes, disfrazados de indios, han tirado al mar el té de la Compañía de las Indias Orientales, que había sido introducido libremente en Nueva Inglaterra (Boston, diciembre de 1773) 1774 - 5 de septiembre: Primer Congreso Continental: Los representantes de las asambleas de las colonias se reunen en Filadelfia. Tenían el propósito de poner freno a los deseos independentistas de los Hijos de la Libertad. Los sectores conservadores deseaban un acuerdo con la Corona. Se aprobó una Declaración de Derechos y Agravios dirigida al pueblo de Gran Bretaña y de las colonias, así como una petición al rey. En ambos documentos se reconocía el derecho del Parlamento a regular el comercio exterior pero se defendía el derecho de las colonias a manejar sus propios asuntos internos sin intervención del gobierno británico. 1775 - 19 de abril: Thomas Gage, gobernador militar de Massachusetts, envía setecientos soldados de la guarnición de Boston a Concord, para requisar las armas y municiones almacenadas por los coloniales. Avisados durante la noche por Paul Revere, William Dawes y el doctor Samuel Prescott, las milicias coloniales, compuestas por setenta hombres, forman en la entrada a Lexington. En la batalla caen ocho rebeldes. Cuando los ingleses logran llegar a Concord, la mayor parte de las armas y municiones han sido puestas a buen recaudo. Durante el viaje de regreso, siempre acompañados por el fuego de los rebeldes, las tropas de Gage pierden 73 hombres y registran 174 heridos y 28 desaparecidos. 1775 - mayo: Para el asedio a Boston, el Congreso Provincial autoriza el ingreso de 13.600 colonos en las filas de la milicia. Los soldados ingleses reciben varios apelativos: casacas rojas, regulares, realistas o peluquines. Los americanos: coloniales, provinciales, yanquis, continentales, o milicianos o rebeldes. Los indios, por la dimensión de sus bayonetas, les llaman cuchillos largos. 1775 - 10 de mayo: Segundo Congreso Continental: Prepara la formación del ejército, la dirección de sus estrategias, el nombramiento de diplomáticos y suscribe tratados oficiales. El Congreso actuó arrogándose las atribuciones de Gobierno. Sobre Canadá decide la toma de Quebec para forzar su unión a las trece colonias. 1775 - 10 de mayo: El coronel Ethan Allen y Benedict Arnold, comandantes de las milicias de Vermont, se apoderan de Fort Ticonderoga. 1775 - 15 de junio: El Congreso nombra a George Washington comandante general del ejército colonial. 1776 - 4 de julio: El Congreso Continental adopta la Declaración de Independencia.

    George Washington (Bridges Creek, Virginia 1732-Mount Vernon 1799):
    Plantador de Virginia que prosperó hasta convertirse en uno de los notables del estado. Luchó contra los franceses en las guerras coloniales. Llevó a los franceses del fuerte Le Boeuf el ultimátum en el que se pedía que abandonaran la posición (1753). Como teniente coronel de la milicia tomó el fuerte Necesidad (1754). Se encargó de armar un ejército contra la metrópoli con escasos medios y consiguió crear unidades entusiastas. En 1778 reconquistó Filadelfia y defendió la alianza con Francia, firmada el mismo año. Tras la guerra de la independencia dimitió renunciando a mayores aspiraciones políticas y regresó a Virginia. Ante la anarquía reinante fue enviado a la convención de Filadelfia (1787) en la que fue elegido presidente de la Asamblea, y favoreció el compromiso que permitió el voto de la constitución. El 4 de marzo de 1789 es elegido presidente de la Federación y reelegido en 1792. Medió entre las dos tendencias políticas, los federalistas representados por Hamilton, secretario del Tesoro, y Jefferson, secretario de Estado. Rechazó un tercer mandato y se retiró a Mount Vernon (1797).

    Washington y el apego al poder:
    Fue su primer presidente, George Washington, quien decidió no concurrir por tercera vez a las elecciones presidenciales en un momento en que lo tenía todo ganado y el riesgo de fragmentación de la joven nación, de no mantenerse él en el poder, era considerable. Su firme decisión, transmitida al pueblo americano en un discurso de despedida que preparó con su fiel colaborador Alexander Hamilton, marcó el destino político del país. Como comandante en jefe del ejército rebelde, George Washington era la encarnación misma de la revolución americana, contaba con el respaldo incondicional de un pueblo que lo tenía por un héroe, por un semidiós. Entre los propios founding fathers, Washington fue capaz de aglutinar caracteres tan complejos y opuestos como los de un Benjamin Franklin, un John Adams, un Thomas Jefferson, un Alexander Hamilton, un John Jay o un James Madison. Uno de los mejores servicios que prestó Washington a su flamante nación fue precisamente éste de haber sabido abandonar a tiempo la Presidencia, no apostando por un tercer mandato que lo hubiera convertido en una suerte de presidente vitalicio, en un monarca camuflado, en un rey sin corona. Algunos historiadores señalan la edad como causa principal de su no concurrencia a una tercera elección. Me parece, sin embargo, que su propósito fue muy otro. La última decisión que quiso adoptar Washington como presidente de los Estados Unidos de América fue transmitir el poder voluntariamente. ¡No morir siendo presidente! Su natural desapego al poder, ya puesto de manifiesto cuando renunció a todo cargo militar y regresó a su plantación de Mount Vernon al término de la Guerra de Independencia, lo convirtió en la piedra angular del republicanismo americano. Todo lo contrario a lo sucedido, años después, en el Viejo Continente con su coetáneo el general Bonaparte. Se cuenta que, tras haber poseído una corona y un continente y haber perdido ambas preciadas joyas, Napoleón comentó que a los franceses, en verdad, les hubiese gustado más haber tenido «otro Washington». (Rafael Domingo Oslé)

Batalla de Bunker Hill, clara victoria rebelde (1775) 1775 - 17 de junio: En la batalla de Bunker Hill, los ingleses, mandados por el general Howe, pierden 1.100 hombres, contra sólo 140 coloniales. 1775 - agosto a noviembre: Las milicias continentales llevan a cabo diversas operaciones contra los ingleses en Canadá. 1775 - septiembre a diciembre: El general Benedict Arnold está al mando de la expedición colonial contra Quebec. 1775 - 31 de diciembre: Durante una tormenta de nieve, los milicianos atacan Quebec. Son rechazados por las tropas del general Guy Carleton, y dejan sobre el campo de batalla 100 hombres; otros 300 son hechos prisioneros. 1776 - de enero a mayo: No pudiendo hacer frente al nuevo ejército inglés mandado por el general John Burgoyne, que cuenta en sus filas con mercenarios alemanes, los continentales se retiran desde Quebec hacia Montreal. 1776 - 7 de junio: En Trois Rivières, las milicias continentales al mando de John Thomas son dispersadas por 8.000 soldados, entre ingleses e indios. 1776 - junio y julio: Los continentales abandonan Montreal y se retiran definitivamente del Canadá. 1776 - 4 de julio: Declaración de la Independencia de los Estados Unidos de América. (H.Pratt) 1777 El entusiasta ejército de George Washington, derrota a los ingleses en Saratoga. 1778 - 6 de febrero: Francia firma varios tratados reconociendo al nuevo país y se convierte en aliado contra Inglaterra en su guerra de independencia. 1778 Jefferson es nombrado gobernador de Virginia. 1781 Los ingleses son derrotados decisivamente en Yorktown. 1783 Paz de Versalles. Inglaterra reconoce la independencia de las 13 colonias.

Consecuencias de la independencia:
La independencia de las 13 colonias fue una guerra de liberación y una revolución burguesa. En 1789 entró en vigor la Constitución de los Estados Unidos, inspirada en las ideas de Locke y de Montesquieu, que establecía el gobierno por la burguesía del país. Era la primera de las grandes revoluciones burguesas que abría un proceso que duraría hasta principios del siglo XIX. Su influencia en la América española y en Europa será grande. Para los ilustrados europeos el triunfo de los colonos era una prueba de que sus ideas eran realizables y de que gracias a ellas, los burgueses americanos habían construido un Estado donde se cumplían sus aspiraciones de democracia y felicidad.

La organización de la administración de la nueva Federación (Banca nacional estatal, moneda, impuestos, tarifas aduaneras) estuvo acompañada de importantes reacciones adversas. En política exterior Washington, partidario de la neutralidad, se opuso a las ideas belicistas que compartían Jefferson y el representante francés, el Girondino Genét. Cuando aceptó el tratado concluido por John Jay con Gran Bretaña (1795) gran parte de la opinión pública no compartió su postura.

Durante la presidencia de Thomas Jefferson, Washington se convierte en la nueva capital (1800) Thomas Jefferson (Shadwell, Virginia 1743-Montichello, 1826):
Durante sus años de formación se vio muy influenciado por el pensamiento ilustrado que se gestaba en la Francia de Rousseau, Voltaire, Diderot y D'Alembert. Redactó la Declaración de independencia (4 julio 1776). Sucedió a Franklin en la embajada de París (1785) hasta 1790. Secretario de Asuntos Exteriores (1790), se separó de Washington porque éste tenía mucha simpatía por la Revolución francesa y quería salvaguardar la autonomía de cada estado. Diferencias con la política exterior y las medidas financieras del secretario se Hacienda Hamilton, le hacen dimitir de su cargo en 1793. Fundó el partido antifederalista o republicano, que se apoyaba en los plantadores del Sur. Siendo vicepresidente (1797) se opuso a la política del federalista John Adams. Elegido presidente (1801-1809), inauguró la nueva capital, Washington. Compró la Luisiana a Francia (1803) por 15 millones de dólares. En 1803 encargó a Lewis y Clark la exploración del valle del Columbia hasta el Pacífico. Sus exigentes ideales sobre el sistema democrático dejarían una persistente huella en el nuevo país. Por encima de todo se obstinó en ganar para su pueblo una serie de libertades fundamentales y de valores que rigiesen en el futuro la vida política del país. Poseía fe absoluta en la libertad de palabra y de prensa y en la educación del pueblo como base para el asentamiento de una democracia sólida. Supo inculcar tolerancia entre su contemporáneos y promovió la expansión pacífica, la educación y la investigación. Renunció a un tercer mandato cendiendo la presidencia a su amigo el republicano Madison (elegido en 1808). Desde su retiro de Montichello enviaba consejos a Madison y a Monroe.


[ Menú Principal | Menú varios | Cías.Indias | España | Mercantilismo | Nueva Francia | Polos ]