USA
Rusiagate 2018



Rusiagate 2018:
Trump cambia de postura sobre sus deseos de declarar ante Mueller diciendo "veremos qué pasa" (enero). Deja de mostrarse deseoso de declarar. Andrew McCabe anuncia su dimisión como número dos del FBI. El NYT publica que Trump ordenó al abogado de la Casa Blanca, Donald McGahn destutuir a Mueller. McGahn se negó a trasladar la orden al Departamento de Justicia y amenazó con dimitir antes de hacerlo. Ty Cobb, encargado de la relación entre la Casa Blanca y la oficina de Mueller, declinó comentar la información.

Febrero:
El 2 de febrero los congresistas republicanos hacen público un informe muy crítico con la actuación de los servicios de seguridad. Los legisladores republicanos afirmaron que las escuchas a Page no estaban justificadas y supusieron una extralimitación. El informe afirmaba que Hubo una alarmante ruptura de los procesos legales establecidos. El FBI se opone de forma vehemente a que se haga público. James Comey lo califica de deshonesto y engañoso. Trump lo celebra por Twitter en términos despectivos. Los congresistas demócratas elaboran un memorándum secreto la semana siguiente para contrarrestar el republicano. Fue entregado para su revisión a los servicios de inteligencia, que no ponen objeción para su publicación. Trump bloquea su publicación. Mueller imputa a 13 ciudadanos rusos (febrero). Según publica The Atlantic (febrero) Roger Stone y WikiLeaks intercambiaron mensajes privados y directos por Twitter. Roger Stone había colaborado en la campaña y había sido despedido de forma abrupta.

Marzo:
6 marzo: Stormy Daniels presenta una demanda para que se declare nulo un acuerdo privado con Trump por defectos de forma. Se trata de un acuerdo escrito no firmado por Trump. Abogados de Trump hacen declaraciones públicas sobre las graves consecuencias económicas para Daniels en caso de incumplimiento de la confidencialidad. 17 marzo: Jeff Sessions anuncia que McCabe ha sido despedido del FBI 26 horas antes de su jubilación. La causa principal del despido es una revelación "no autorizada" a medios de comunicación sobre la investigación del FBI a la Fundación Clinton. La agencia no halló nada delicitivo en ese caso ni en el del correo privado que usó Clinton como secretaria de Estado. Otra causa aducida fue la falta de sinceridad de McCabe con los investigadores que analizaron después la filtración periodística. Jeff Sessions había anunciado que se abstendría de tomar decisiones sobre la investigación de la injerencia rusa. 18 marzo: El abogado de Trump John Dowd pide en unas declaraciones que el Departamento de Justicia cierre la investigación de Mueller. Calificó la investigación de fabricada [...] en base a un dossier fraudulento y corrupto. Trump vuelve a denunciar la corrupción del FBI. 22 marzo: El abogado John Dowd renuncia a la defensa de Trump, que ignoraba constantemente sus instrucciones y no atendía a sus deseos de colaborar con Mueller. Recientemente había pedido al Departamento de Justicia que finalizara la investigación. Había sustituido recientemente a Kasowitz como abogado personal.

Abril:
Maria Butina declara que recibía financiación del multimillonario Konstantin Nikolaev (abril). Preside la organización rusa El Derecho a Portar Armas y está ligada a la Asociación Nacional del Rifle (NRA). 9 abril: Rosenstein aprueba la irrupción en la oficina de Michael Cohen (un bufete de abogados), su apartamento y su habitación de hotel. Se incautan multitud de documentos, dispositivos de almacenamiento y teléfonos móviles. El volumen total podría acercarse a los cuatro millones de archivos, que fueron divididos en cuatro bloques. Uno se refiere a los documentos que están sujetos al privilegio del secreto profesional entre el abogado y su cliente (Trump). Las otras clasificaciones se acercan más a lo que puede hacerse público. El equipo de Barbara Jones transfirió en un primer paso 292.000 artículos a los investigadores federales tras su examen y solicitó autorización para poder liberar un millón más. Cohen, el presidente a través de su nuevo abogado y la organización Trump designaron 252 documentos como privilegiados (que no se pueden desclasificar). La empresa de abogados corta sus relaciones con Cohen. 16 abril: Trump arremete de nuevo contra Comey a raíz de adelantos sobre la publicación de su libro de próxima publicación (17 abril). Declara vía Twitter que acabará siendo el peor director del FBI de la Historia y que todo Washington deseaba su despido por el terrible trabajo que hacía. Lo llama falto de control, mentiroso y poco inteligente. 30 abril: Stormy Daniels demanda a Trump por libelo porque el presidente calificó sus declaraciones como un fraude.

Mayo:
3 mayo: Según la NBC existen registros de las llamadas de Cohen. 8 mayo: Se detallan múltiples pagos recibidos por Cohen. La cuenta receptora pertenece a la empresa Essential Consulting creada para pagar a Stormy Daniels. Uno de los pagos proviene del oligarca ruso Viktor Vekselberg. 23 mayo: Según la BBC Cohen había recibido un pago de entre 400.000 y 600.000 dólares de intermediarios de Poroshenko.

Junio:
15 junio: La corte federal de Washington ordena que Manafort permanezca en prisión. Fue imputado por obstrucción a la justicia tras haber intentado influir en las declaraciones de al menos dos testigos.

Julio:
11 julio: En la cumbre de la OTAN Trump da cifras exageradas en extremo sobre la aportación de EE.UU. al presupuesto de la OTAN. 12 julio: Paul Manafort es trasladado a la prisión de Alexandria (Virginia). Antes de la vista tiene que preparar la defensa para 25 cargos penales. Debe comparecer en otros dos juicios relacionados con la trama rusa. Entre sus cargos están traición, lavado de dinero, fraude y evasión fiscal. Las extrañas relaciones de Trump y Putin armaron gran revuelo durante la reunión en Helsinki de julio. Los servicios de inteligencia norteamericanos afirman que Rusia intervino de forma intensiva. Muller dictó previamente una orden para tomar declaración a 12 oficiales rusos por su implicación en el acceso a los ordenadores del Comité Nacional Demócrata. Rod Rosenstein, fiscal General adjunto, lo anunció en julio de 2018. La acusación dispone de muchos detalles sobre las personas concretas que enviaron mensajes para obtener acceso a cuentas de miembros de la campaña de Hillary Clinton. Los procesados trabajan para dos unidades de la GRU, la principal dirección de inteligencia del estado mayor del ejército ruso. La finalidad de las operaciones cibernéticas activas era interferir en las elecciones norteamericanas de 2016. También están acusados de sustraer información personal de 500.000 votantes. Se incluyó en la declaración que no hay pruebas de que sus acciones influyeran en el resultado de los comicios. El comunicado de Rosenstein menciona a una persona de la campaña con repetidos contactos con Guccifer 2.0. Dos oficiales declararon que se trata de Roger Stone. Mueller imputa a 12 agentes de inteligencia rusos por robar y divulgar documentos de la campaña demócrata. También les acusa de sustraer información personal de 500.000 votantes, delitos informáticos, robo de identidad y lavado de dinero. Utilizaron servidores en EE.UU., crearon dos perfiles falsos en Internet con los que se comunicaron con ciudadanos estadounidenses, uno de ellos cercano a la campaña de Trump, y divulgaron la información robada. Gran parte de los correos sustraídos los publicó Wikileaks, que no es mencionada por nombre en el escrito judicial. Entre julio y octubre de 2016, difundió 50.000 documentos. Rosenstein aclaró que no hay ninguna alegación de que un ciudadano estadounidense cometiera un delito, ni de que se afectaran los resultados electorales. No hay ninguna alegación de que hubiera estadounidenses que supieran que estaban hablando con oficiales rusos. Con los 12 agentes hasta el momento Mueller ha presentado cargos contra 32 personas (25 de ellas rusas) y tres empresas. Tres exasesores de Trump se han declarado culpables de delitos no vinculados al presidente. A través del hackeo de la cuenta de Podesta lograraon acceder 70 cuentas de email de miembros de la campaña. Más adelante se hicieron con el control de 33 ordenadores del Comité Nacional Demócrata. La información sustraída era enviada a servidores que tenían alquilados en EE.UU. Crearon dos páginas web con identidades falsas para distribuir la información obtenida. Las operaciones fueron financiadas con criptomonedas para evitar el mayor escrutinio de los bancos tradicionales. La imputación de los 12 agentes se produce tres días antes de la reunión en Finlandia de Trump y Putin.

Para muchos políticos norteamericanos el ataque puede calificarse de acto de guerra. En la prensa se califica la semana como la peor de la presidencia. 15 julio: Trump declara a CBS Tenemos muchos enemigos. Creo que la Unión Europea es un enemigo, por lo que nos hace en el comercio. No lo pensarías de la UE, pero es un rival. Vuelve a tergiversar las cifras del déficit comercial y los diferentes aranceles con Europa. 16 julio: Se presenta una demanda contra Maria Butina por conspiración para actuar como agente de la Federación de Rusia sin notificación previa al Fiscal General. 18 julio: Trump vuelve a cuestionar en público el Artículo Quinto de la OTAN refiriéndose a la defensa de Montenegro y Albania. Son gente muy agresiva. Pueden ponerse muy agresivos. Y ¡felicidades! ¡Estáis en la Tercera Guerra Mundial! El 22 de julio se divulga una versión censurada de los documentos con los que se consiguieron autorización judicial para las escuchas de Carter Page. Trump afirma que se trata de una prueba del engaño de los servicios de inteligencia. Legisladores de ambos partidos afirman lo contrario. Las acusaciones de Devin Nunes sobre manipulación son refutadas por los documentos. Aparecen más justificaciones para una investigación que se suman a las del dossier de Christopher Steele. 25 julio: Youtube suprime cuatro vídeos de Infowars por incluir discurso de odio. Facebook no tomó medidas contra el vídeo de Infowars en el que Alex Jones acusa a Mueller de violar niños y de proteger a otros violadores. 27 julio: Cohen afirma que Trump estuvo informado y aprobó previamente la reunión con 4 rusos en la Trump Tower.


Informe de Mueller (2019):
El 22 de marzo Mueller entrega el informe de su investigación al Departamento de Justicia. No recomienda más imputaciones sobre miembros del entorno de Trump que se pusieron en contacto con rusos. Hasta el momento de la entrega del informe Trump pronunció no collusion 231 veces. Sobre la intervención de Rusia en su favor se puede decir que Trump solicitó, recibió, se benefició y gratificó la ayuda. Si no debe hablarse de colusión lo ocurrido puede ser descrito como actuación en colaboración. Sobre la posible obstrucción a la justicia el informe dice expresamente que no exonera al presidente. Lo que afirma Trump en declaraciones es que lo exonera completamente. La familia continúa con problemas legales. La fiscalía de Nueva York investiga pagos a supuestas examantes, donaciones a su toma de posesión, su fundación, impuestos y declaraciones a seguros y bancos. Rick Gates continúa colaborando como testigo en varias investigaciones paralelas. El resumen en forma de carta que hace público Barr tiene apenas cuatro páginas. Se anuncia que seguirá uno más extenso y detallado dentro de unas semanas. Las reacciones iniciales le obligaron a escribir una segunda carta aclaratoria a los pocos días. Neal Katyal calificó el escrito privado y previo de Barr sobre los límites para imputar a un presidente en ejercicio como muy tendencioso. El 9 de abril Barr comparece ante una comisión del Congreso para responder a preguntas sobre el procedimiento para ocultar partes del informe. En la comparecencia del día siguiente Barr anunció que estaba llevando a cabo una revisión de actuaciones previas de los servicios de inteligencia (FBI). Era su impresión que se llevaron a cabo actos de espionaje contra la campaña de Trump. Declinó decir nada sobre la existencia o no de evidencias. Barr juega un papel clave en el desarrollo de los planes de Trump de acabar con el Obamacare a través de resoluciones judiciales. Calificó al muro como parte importante para solucionar el problema del tráfico de drogas. Se alineó en varios temas con los puntos discutibles y populistas de la campaña de Trump. La versión editada por Barr se hace pública con más de mil partes ocultas. Su presentación fue precedida por una extraña rueda de prensa que sería muy criticada por el grado de tergiversación con que se describe el contenido del informe.


[ Inicio | Sociedad | ONU | Chomsky | Allende | Gürtel | Corrupción | Nacionalismo | Fundamentalismo ]